Los próximos nombres que buscará San Lorenzo

Foto: Twitter oficial de San Lorenzo.

San Lorenzo aún no se retiró del mercado de pases e imagina cerrar entre tres o cuatro jugadores más para afrontar lo que resta del año en competiciones.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/07/04/los-proximos-nombres-que-buscara-san-lorenzo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-04T18:43:43-03:00">julio 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-04T18:43:44-03:00">julio 4, 2019</time></a>

A la espera de la respuesta de la propuesta salarial de Adam Bareiro, delantero paraguayo de 22 años que llegaría de Monterrey de México, el equipo de Juan Antonio Pizzi sigue sumando nombres a su carpeta. Además, a lo largo de la pretemporada, el entrenador fue comunicando a varios jugadores que no los va a tener en cuenta para afrontar la Copa Libertadores, Copa y Superliga Argentina.

La realidad es que no alcanzan con 5 que pueden sumarse otros tres o cuatro nombres más. Juan Ramírez, volante interno de Talleres de Córdoba, podría llegar al “Ciclón” si el equipo ofrece 1 millón y medio de dólares limpios. Los paraguayos y hermanos, Óscar (Shangai Shenhua) y Ángel Romero (Corinthians, quedaría libre y el dueño de su pase es un grupo inversor), están dentro de los jugadores que desea el ex entrenador de la Selección de Chile. Y sigue pendiente la negociación para que vuelva Sebastián Blanco, actual Portland Timbers de la MLS.

Otras de las incorporaciones fue Santiago Vergini, quien quedó libre del Bursaspor turco, donde apenas totalizó 7 partidos. Es por ello que su regreso al país es un hecho, siendo San Lorenzo su nuevo equipo grande en su carrera tras dos años (2016-18) junto a Boca. Con 30 años de vida, hizo inferiores en Vélez Sarsfield, club que lo liberó para luego firmar y debutar con Olimpia de Paraguay. Jugó en Hellas Verona, Newell’s, Estudiantes, Sunderland y Getafe.

Los que llegaron en primera instancia para reforzar el equipo que dirige Pizzi son los hermanos Bruno (26 años) y Mauro Pitton (24). Ambos provienen de Unión de Santa Fe y la suma total del 70% respectivo de cada pase alcanzó los 3 millones de dólares. El primero de los mencionados ocupa el rol de lateral izquierdo, en tanto su hermano menor se desempeña como volante central, aunque puede ocupar el sector derecho del campo.

Otro de los que se sumó en Uruguay es Ezequiel Cerutti, un viejo conocido de la institución de Boedo. El “Pocho” tuvo paso por el Cuervo entre principio de 2016 y fines de 2017. Luego Al-Hillal de Arabia Saudita pagó 4 millones de dólares por la totalidad de su pase. En el medio, en la temporada 2018-19, se sumó a préstamo a Independiente. Como su contrato con los árabes venció y decidió no renovar, el volante derecho de 27 años optó por regresar. Hay un “sexto” y es el retorno de Nicolás Navarro, arquero que estaba cedido en Querétaro de México.

Por quinta instancia, el que arribó fue el mediocampista Lucas Menossi proveniente de Tigre. La operación tuvo un pago total de U$S 2.700.000 brutos por el 100% del pase. Es uno de los jugadores que tuvo un gran nivel en el equipo que dirige Néstor Gorosito y el cual tuvo la llamada de Independiente. Sin embargo, la negociación terminó a favor del “Ciclón”.

En cuanto a los que no serán tenidos en cuenta, estos son los nombres: Fernando Monetti (volvió a Atlético Nacional, dueño de su pase), Damián Pérez, quien llegaría a Rosario Central. Aparece Román Martínez, que junto con Ariel Rojas, están negociando su llegada a Atlético Tucumán. Raúl Loaiza, Gonzalo Castellani, Andrés Rentería y Gustavo Torres son los nombres a los que buscan club como a Nicolás Reniero.