El adiós de un gigante: Peter Crouch anunció su retirada

Fuente: Página de Reuters

El delantero inglés tuvo su mejor época con el Liverpool y el Tottenham, Además, disputó dos Mundiales con la selección de Inglaterra.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/07/12/el-adios-de-un-gigante-peter-crouch-anuncio-su-retirada/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-12T21:24:23-03:00">julio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-12T21:26:07-03:00">julio 12, 2019</time></a>

El mundo del fútbol tiene muchas casualidades. ¿Cómo es posible que un hombre de más de dos metros de altura, sea tan habilidoso? Esa incógnita fue tendencia durante el Mundial Alemania 2006, cuando Peter Crouch se dio a conocer a nivel internacional. Desde su debut con el Tottenham Hotspur, han pasado 21 años. Pero el tiempo no pasó en vano. El inglés anunció su retiro este viernes, a través de su cuenta de Twitter.

Para brillar, no es necesario encarar tres rivales o sacar un bombazo de media cancha. Simplemente hay que ser un buen profesional. En ese sentido, con 38 años encima, “el Gigante” siempre destacó. Un jugador de oficio por naturaleza. De los delanteros ortodoxos que marcan en momentos clave y no defraudan en el juego aéreo. En fin, un ‘9’ clásico, de los que ya casi no hay en el fútbol actual.

Crouch debutó en el Tottenham, donde dio sus primeros pasos. Aunque claro, para ese entonces, con solo 17 años, aparentaba ser un futbolista “normal“. Pasaron las temporadas y el tiempo fue transformando al delantero en un factor atípico. Su estatura no era normal entre los compañeros y poco a poco se fue ganando el apodo de “Gigante”, “Gran Hermano” o incluso, “Robocop”. Subió en altura y nivel de una manera impresionante.

Su estadía por el equipo de Londres fue una buena catapulta para que pudiera darse un paseo por Inglaterra. Jugó en otros cuadros como el Queens Park Rangers, Aston Villa o Southampton. Sin embargo, su época dorada fue en el Liverpool, entre 2005 y 2008. Fue en el conjunto de Anfield donde marcó 22 goles y recibió su respectivo llamado con la selección de inglesa para disputar viajar al Mundial Alemania 2006.

Pero como todo deportista, el británico de 2,01 metros también tuvo altibajos. El problema es que tuvo más bajones que nada. Una sequía de 20 compromisos sin anotar, fueron suficientes para abandonar el equipo de Merseyside en 2009. A partir de allí, su carrera se fue abajo y tuvo un tour en el Portsmouth, para luego recalar en la oncena que lo vio debutar: el Tottenham.

Aunque no tuvo el mejor presente en su regreso a Londres, hizo méritos suficientes para disputar la Copa del Mundo Sudáfrica 2010. Nunca pudo anotar en el certamen internacional de selecciones, pero le sirvió como vitrina para ser fichado el año siguiente con el Stoke City, equipo en el que se mantuvo hasta 2017. Las últimas dos temporadas del fútbol europeo, Crouch estuvo sin equipo.

Este viernes, en horas de la mañana, el delantero publicó en Twitter una despedida premeditada: “Después de pensarlo mucho, he decidido retirarme del fútbol. Este maravilloso deporte me lo ha dado todo y estoy agradecido por todos los que me ayudaron a llegar hasta ahí y confiar en mí”, colocó el gigante inglés en su cuenta oficial, diciéndole un adiós a la disciplina que lo vio crecer, literalmente.