“No estamos arrepentidos de nada”

Julián Camino, ayudante de campo de Alejandro Sabella en el Mundial de Brasil, destacó lo hecho por Argentina en ese certamen.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/07/13/no-estamos-arrepentidos-de-nada/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-13T10:08:11-03:00">julio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-13T11:29:20-03:00">julio 13, 2019</time></a>

Argentina es el único seleccionado no europeo en alcanzar una final del mundo durante los últimos cuatro mundiales. Los otros seis seleccionados, Francia lo hizo en dos oportunidades, fueron del Viejo Continente. Hoy se cumplen cinco años de aquel partido con Alemania donde el seleccionado se rozó con la gloria.

Julián Camino fue parte del cuerpo técnico argentino que comandó a ese plantel en Brasil. En una entrevista con Infobae destacó lo conseguido por ese equipo y se refirió al grupo que se formó allí. “El grupo que decidimos que nos acompañe al Mundial fue espectacular. Nos llevábamos muy bien entre todos. El que no jugaba apoyaba desde afuera. Antes de ir al Mundial pensábamos que se nos iba a ser difícil estar con tantas figuras. Estuvimos en total casi 45 días juntos y los jugadores se comportaron unos fenómenos, siempre predispuestos al trabajo y en ningún momento sentimos que nos rodearan figuras”, reveló.

“Simplemente eran jugadores que estaban buscando un triunfo para llegar lo más alto posible con la camiseta argentina”, añadió. “Para mí, es una generación espectacular. Lamentablemente no pudo concretar ni el Mundial ni la Copa América. Se merecía ganar algo por la calidad de jugadores y el grupo humano que conformaron estos chicos”, destacó.

Por otro lado, el  también exjugador de Estudiantes de La Plata reveló lo que sintió en ese certamen. “Fue uno de los mejores momentos de mi carrera. Haber estado en el Mundial y representando a la Argentina y en Brasil, para mí fue muy importante. Mis hijas me decían si cuando estábamos jugando esos partidos definitorios nos dábamos cuenta del lugar en el que estábamos, cómo se festejaba en Argentina y todo lo que estaba pasando”, contó.

“No nos dábamos cuenta. Estábamos tan concentrados, que terminaba un partido y en el avión de regreso pensábamos en el armando del entrenamiento del otro día”, agregó. “No se pudo disfrutar y se nos pasó rápido, en ese sentido fue todo difícil para nosotros. Pero la verdad es que no estamos arrepentidos de nada”, destacó.

Por último, Camino hizo referencia a la valoración de ese equipo argentino que se hace actualmente. “Ahora se está valorando un montón. Primero por lo que nos comentan y porque nos llaman, y segundo porque lamentablemente Argentina no ha podido hacer un Mundial bueno”, manifestó.

“Creo que a Scaloni le pasó lo mismo que a nosotros: no empezó bien pero terminó mejor. Éramos criticados por la forma de jugar pero estábamos convencidos de lo que estábamos haciendo”, añadió. “Llegamos a la final y creo que el mejor partido lo perdimos”, concluyó Julián Camino.