Williams: “El día que pare de luchar por la igualdad, estaré en la tumba”

Fuente. Instagram oficial Serena Williams

La tenista estadounidense se pronunció tras caer en la final de Wimbledon ante la rumana Simona Halep.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/07/13/williams-el-dia-que-pare-de-luchar-por-la-igualdad-estare-en-la-tumba/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-13T14:50:49-03:00">julio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-13T18:13:55-03:00">julio 13, 2019</time></a>

Serena Williams no pudo con la rumana Simona Halep, quien se impuso 6-2 y 6-2 en la final de Wimbledon, consagrándose por primera vez en el torneo del Grand Slam. De esta manera, la tenista de 27 años impidió una vez más que la estadounidense alcanzara el récord de títulos en la competencia mencionada.

En un torneo donde ninguna de las cuatro primeras preclasificadas había superado la cuarta ronda, todo parecía indicar que Serena tenía todo servido para igualar la marca de 24 campeonatos grandes que la australiana Margaret Court atesora desde 1979. Además, el historial jugaba a favor de la Williams, que venció en nueve de las diez ocasiones en que se enfrentó con Halep.

Pese al viento que parecía tener en contra, la rumana de 27 años tuvo un arranque furioso, quebró dos veces y se puso 4-0 en una ráfaga. No fue suficiente la reacción de Williams, debido a que la europea consiguió cerrar el primer capítulo en 26 minutos con un juego sin fisuras. Vale resaltar que solo cometió dos errores no forzados en ese set y tres en todo el encuentro.

Tras el choque, Serena dialogó con los medios y aseguró que solo dejará de pelar por la equidad de género en el momento en que muera. La tenista se mostró rotunda ante una pregunta sobre si continuaría luchando por la igualdad, o como le recomendó Billie Jean King, permanecer un año solo concentrada en su tenis. “El día que pare de luchar por la igualdad y por la gente como tú y como yo, será el día que esté en mi tumba”, expresó.

“Obviamente, mis pensamientos no son los mismos que tenía con 20 años. Ahora, en cada final que juego, todo el mundo espera que pueda salir victoriosa. En estos últimos meses, cada final que he disputado he tenido que hacer un enorme esfuerzo para llegar a la misma”, agregó la menor de las Williams tras recibir un marcador de 6-2 y 6-2 en 56 minutos. 

“No sé si en las finales tengo mucha tensión o qué me pasa, pero lo único que puedo decir es que mi rival hoy jugó a un nivel fantástico”, reconoció la estadounidense. “Creo que cualquier derrota no es fácil. Y como dije en la pista, cuando alguien juega de esa forma arrolladora, no hay mucho que poder hacer. Tenéis que comprender que fue su día hoy. Ojalá pueda jugar así más a menudo, más consistentemente”, insistió.

“Ojalá yo pueda subir mi nivel de juego también. No puedo decir que haya tenido demasiada tensión o que estaba súper tensa. Solo puedo decir que mi rival ha jugado increíble”, continuó Serena, y cerró: “No sé si jugaré en San José o no. Estoy contenta de poder entrenar y practicar, y continúo trabajando para conseguir mis objetivos. Me siento increíblemente competitiva o incluso más, no estaría aquí si fuera lo contrario”.