Los hermanos Romero llegaron a Argentina

Foto: Twitter oficial de la Selección Paraguaya.

Óscar y Ángel aterrizaron en el país y brindaron declaraciones como nuevos jugadores de San Lorenzo.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/08/los-hermanos-romero-llegaron-a-argentina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-08T18:46:12-03:00">agosto 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-08T18:46:13-03:00">agosto 8, 2019</time></a>

Rodolfo y Diego Grabieb (Huracán), Gustavo y Guillermo Barros Schelotto (Gimnasia y Boca), algunos de los hermanos mellizos que compartieron clubes en sus carreras dentro del fútbol argentino. Ahora llegó el momento para Ángel y Óscar Romero, los nuevos mellizos que se calzarán la camiseta de San Lorenzo tras llegar de forma libre.

Tanto uno como otro, de 27 años, contaban con el deseo de unirse y compartir un mismo equipo de fútbol. Hace 5 años, ambos iniciaron de forma profesional su carrera dentro de Cerro Porteño. Pero Óscar fue el primero en separarse para llegar a Racing. Su llegada es de forma libre desde Shangai Shenhua, mientras que Ángel rescindió con Corinthians, su segundo plantel profesional.

Tras salir de la revisión médica, Ángel Romero, cuya única diferencia con su gemelo es un lunar que él porta cerca de su ojo derecho, comentó la posibilidade usar la remera con el número 11. “La verdad es que nosotros preguntamos si estaba liberado ese número. Nos dijeron que podíamos usarlo, como también la 10 para Óscar. Ese es un número que usé en mi paso por Corinthians y en la Selección. Es un número que me gusta usar. Igualmente nosotros venimos a sumar y aportar para San Lorenzo“.

Luego llegó el turno para que uno y otro expliquen su posición en cancha. Óscar elige jugar como  “enganche o por delante de los volantes, es una posición donde me siento cómodo”. En tanto el exjugador del fútbol brasileño dio su parecer. “En Corinthians pude jugar por el sector izquierdo o derecho, mientras que en la Selección también fui segunda punta o delantero fijo. De todos modos no hay problema en nuestra ubicación, lo ideal es que el profe pueda sacar lo mejor de nosotros”.

Ambos compartirán equipo con su compatriota Adam Bareiro. Ángel respondió acerca de si uno u otro tuvieron la posibilidad de jugar juntos. “Todavía no tuvimos la oportunidad de hablar con él. Tuve la oportunidad de jugar con su hermano, Fredy, cuando pasé por Cerro Porteño. Es un gran jugador, importante para San Lorenzo. Intentaremos dejar a nuestro país en lo más alto”.

Óscar habló en representación de ambos a la hora de comentar respecto a si observaron la actividad futbolística del Ciclón. “Siempre el fútbol argentino lo seguía porque me gusta mucho. A partir de que empezamos a negociar con San Lorenzo comencé a ver todos sus partidos, como también los de copa. Yo ya tuve la experiencia dentro del país y este fútbol es lo que me gusta”.

Nuevamente el exmiembro de Málaga tomó la palabra a la hora de explicar por qué querían reencontrarse en un mismo conjunto. “La intención nuestra era juntarnos. Hablamos con Ángel y estábamos decididos en ver la posibilidad de volver a jugar juntos. Ya pasaron 5 años desde la última vez que ocurrió eso. San Lorenzo en cuanto llamó fueron los primeros en juntarnos. Eso fue lo que empezamos a negociar y dicha intención se cumplió”.