Liverpool abrió la Premier League con una goleada

Los Reds comenzaron goleando 4-1 al Norwich City en el comienzo de la temporada 2019-20 de la Premier League.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/09/liverpool-abrio-la-premier-league-con-una-goleada/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-09T18:03:03-03:00">agosto 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-09T18:43:07-03:00">agosto 9, 2019</time></a>

Arrancó la Premier League. Quien encabezó el primer juego de la fecha fue el Liverpool, que recibía al recientemente ascendido Norwich City. Cabe recordar que los Reds ya tuvieron su estreno en la temporada 2019-20 en lo que fue su derrota por penales ante Manchester City por la Community Shield. Anfield fue epicentro de un gran arranque por liga de su equipo.

A los 7 minutos, un gol en contra fue el que estampó el primer tanto liguero de esta campaña. Divock Origi, hoy jugando como extremo izquierdo, desbordó por dicho lugar para luego enviar un centro que sufrió el desvío de Grant Hanley, quien en su intentó por despejar, terminó insertándola dentro del arco que defiende Tim Krul.

Transcurrían 19′ cuando una jugada colectiva dejó a Mohamed Salah mano a mano con el arquero holandés para definir y anotar el segundo tanto del juego. Los comandados por Jurgen Klopp aplicaron el manual que el alemán viene enseñando desde 2016. Mucha intensidad a la hora de armar las situaciones de gol y una presión ofensiva que llegaba a casi tres cuartos de cancha.

Pero no iba a quedar en un 2-0 solamente porque hubo lugar a más oportunidades de seguir observando goles. Virgil Van Dijk ganó en lo alto como si fuera un Obelisco para imponer un cabezazo letal que permitió el tercer gol para los Reds. A los 38′, Alisson Becker debió dejar su lugar por una lesión para que ingrese el arquero español Adrián.

Y el cuarto no se hizo esperar tampoco. Trent Alexander-Arnold envió un centro exacto para la cabeza de Origi, que aprovechó el mal cálculo de Krul para colocar la pelota bien lejos del exgolero de Newcastle. Pese a que el resultado indicaba un 4-0, los visitantes pudieron llegar al descuento. El finlandés Teemu Pukki aprovechó un error defensivo para marcar el único gol de los auriverdes.

Liverpool sabe que tendrá una nueva oportunidad para sumar un trofeo de forma internacional. Su condición de campeón de la UEFA Champions League permitió que puedan disputar la Supercopa Europea ante el vencedor de la última Europa League, Chelsea. El duelo entre ambos va a ser este miércoles desde las 16hs en Estambul.

En la próxima jornada de la liga inglesa, los de Klopp tendrán que visitar a Southampton el sábado a las 11hs. Mientras que los comandados por Daniel Farke intentarán que esta derrota no se haga costumbre cuando reciban a Newcastle el mismo día y a la misma hora que el enfrentamiento entre los equipos antes mencionados.