Bochini: “Es un día muy triste para el fútbol argentino”

El Tata Brown falleció ayer a los 62 años.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/13/bochini-es-un-dia-muy-triste-para-el-futbol-argentino/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T23:30:35-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T23:30:36-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

El fútbol argentino se encuentra de luto y sigue llorando a uno de sus símbolos. José Luis “Tata” Brown falleció ayer por la tarde luego de luchar por mucho tiempo contra una dura enfermedad. El exdefensor de la Selección Argentina se consagró campeón del mundo en México en 1986 de la mano de Diego Armando Maradona. El símbolo de Estudiantes de La Plata falleció a los 62 años.

El Tata padecía Alzheimer. En enero de este año, el exdefensor del Pincha tuvo que ser internado de urgencia por su enfermedad degenerativa, lo que decantó en un cuadro de deshidratación aguda. Desde allí, su estado comenzó a desmejorar. “No le veo momentos de conexión en espacio y tiempo y no tiene ningún tipo de independencia”, había manifestado su hija Florencia el mes pasado.

El Tata será siempre recordado por todos los argentinos por convertir un gol en la final del mundo contra Alemania. Además, el exdefensor es amado en Estudiantes de La Plata, ya que Brown fue capitán del equipo campeón en 1982, de la mano de Carlos Bilardo como entrenador. Sus restos fueron velados esta mañana en la sede del Pincha, ubicada en la calle 53.

Ricardo Bochini, quien fue compañero de Brown en el mundial de 1986, brindó unas palabras ante la prensa luego del último adiós al Tata: “Hoy es un día muy triste para todos nosotros, para todo el fútbol argentino. No sólo como jugador, sino como persona, el Tata fue extraordinario”. Jorge Burruchaga fue otro que se hizo presente para despedir al nacido el 10 de noviembre de 1956 en Ranchos.

“Compartimos mucho tiempo juntos en México, sabemos lo que él representaba para todos los que estuvimos ahí. Hoy estaremos todos aquí y los que están en el exterior, seguro se acordarán de su familia”, agregó el Bocha. En 2008, con la confirmación de Carlos Bilardo como Director de Selecciones Nacionales de AFA, el exdefensor se sumó como asistente técnico del Checho Batista en la selección Sub 23 que logró ganar la medalla de oro olímpica en Beijing 2008.

La gloria de Independiente recordó a Brown y lo describió: “El Tata jugó lesionado de la rodilla, del hombro, siempre se impuso. Siempre fue positivo, siempre alegre. Todos sentimos muchísimo. Ha sido un gran compañero, apoyando a todos en todo momento. Creo que el Tata fue un hombre de bien, una persona de bien, un compañero leal. Me tocó enfrentarlo en las copas entre Independiente y Estudiantes y en la Selección logramos una gran relación”.

Además de marcar un gol, el Tata quedará en la memoria de todos por cómo jugó el segundo tiempo ante Alemania en la final de México 1986. El Tata chocó contra Dieter Hoeness y sufrió una seria lesión en un hombro. Cuando lo atendió el doctor Raúl Madero, le advirtió: “Raúl, ni se le ocurra sacarme eh. Ni loco pienso salir. Estoy bien, ya está”. Brown con un mordiscón le hizo un agujero a la camiseta, metió un dedo para que el brazo no le quedara suelto y siguió jugando.