Adrián San Miguel, el héroe inesperado del Liverpool

El arquero hace dos semanas se entrenaba con un equipo regional de España y se convirtió en la figura de la Supercopa europea.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/15/adrian-san-miguel-el-heroe-inesperado-del-liverpool/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T13:56:51-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T14:33:45-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

El 4 de agosto pasado, Manchester City y Liverpool se enfrentaron por la Community Shield. Los ciudadanos se quedaron con el título gracias a la definición por los penales. Mientras esto sucedía, Adrián San Miguel se entrenaba con la Unión Deportiva Pilas de la Primera División de Andalucía, y menos de once días después la vida del golero español dio un giro rotundo.

Es que la salida del belga Simon Mignolet provocó que el conjunto de Merseyside saliera a buscar un arquero para ser suplente de Alisson Becker, el mejor golero del mundo. El elegido fue Adrián San Miguel, quien se encontraba sin club y entrenando en el humilde club andaluz luego de quedar libre del West Ham, donde había jugado durante los últimos seis años.

El exfutbolista del Betis se incorporó rápidamente al Liverpool y fue suplente en el debut del elenco comandado por Jurgen Klopp por la Premier League. La lesión de Alisson en medio del partido frente a Norwich le obligó a ingresar durante el complemento y tener su debut inesperado en su estreno como relevo.

El arquero brasileño no se recuperó de su lesión y Adrián debió atajar ante Chelsea en la Supercopa de Europa. El encuentro finalizó empatado 2-2, por lo que la definición se llevó a los penales. El guardameta español consiguió atajar el último disparo de la tanda y le dio el trofeo al conjunto dirigido por Jurgen Klopp.

Este histórico triunfo fue celebrado por el jugador, que se convirtió en uno de los preferidos de los fanáticos. “Estoy muy contento por el equipo, por haber conseguido este título y por jugar para el Liverpool aquí, con estos aficionados que han disfrutado en un partido muy largo pero con un final muy bonito para nosotros. Ha sido una semana loca”, reconoció el arquero.

Klopp, quien decidió apostar por él cuando no tenía club, también mostró su felicidad por la increíble situación que le toca vivir al arquero que había sido descartado por Manuel Pellegrini en el West Ham. “Qué historia. Mantuvo los nervios juntos. Ya es ruidoso en el vestuario. No creo que haya ganado mucho en su vida, así que es bueno para él ganarlo”, manifestó el entrenador.

“Hizo algunas salvadas increíbles, ambos arqueros lo hicieron, así que estoy muy feliz por él”, cerró Klopp. De esta manera, el entrenador alemán se garantizó una buena alternativa de Alisson, que cuando se recupere de su lesión volverá a ocupar el arco titular en el vigente campeón de la Champions League.