Alfaro comienza a pensar en el equipo frente a Aldosivi

Boca se prepara para afrontar la tercer fecha de la Superliga Argentina 2019-20.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/15/alfaro-comienza-a-pensar-en-el-equipo-frente-a-aldosivi/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T15:11:12-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T15:11:13-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

Atrás intentará quedar la eliminación que Boca sufrió ante Almagro por la Copa Argentina y adelante empezará a meterse de lleno en las dos competiciones que quedan. El Xeneize apostará a la Superliga con el equipo alternativo, dotado de nombres destacados, e iniciará el armado de un probable plantel para ir por la ansiada Copa Libertadores 2019.

Este domingo desde las 20hs y en La Bombonera, Aldosivi será el siguiente rival para un equipo que tiene 4 unidades en los 6 que disputó. Para ello, Gustavo Alfaro comienza a planificar un 11 con jugadores que no estuvieron presentes o no sumaron tantos minutos el día martes. Y la novedad pasaría por la inclusíon del último refuerzo del plantel: Franco Soldano.

Quien llegó desde el Olympiacos griego llegó con el rodaje necesario y podría estar dentro de la lista de concentrados del fin de semana. Además, el esquema sería un calcado 4-2-3-1 con los siguientes nombres: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Paolo Goltz, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Iván Marcone, Emanuel Reynoso; Sebastián Villa, Carlos Tévez, Agustín Obando y Soldano. En caso de haber una modificación sería con la inclusión de Daniele De Rossi.

Recordemos que el flamante refuerzo tuvo su presentación el lunes y apenas un puñado de prácticas dentro del plantel. Esto mencionó tras hablar en los medios por la noche: “No tenía planeado volver, porque me estaba empezando a sentir cómodo, pero no podía dejar la oportunidad de jugar acá. Creo que Boca se asemeja más a Olympiacos que a Unión. Siendo un equipo grande, ataca constantemente y crea muchas situaciones de gol. Eso a uno lo beneficia”.

Además, el cordobés contó lo que fue su travesía dentro del equipo griego en estos siete meses. “Los primeros seis meses en Grecia fueron muy buenos para mí. Pero se dieron una sucesión de cosas. Un poco de mala suerte, el fixture no ayudó y otras fueron responsabilidad mía. Llegué en enero con un parate del fútbol argentino, estuve un mes poniéndome a punto desde lo físico. Cuando me estaba empezando a sentir cómodo en Grecia ,surgió lo de Boca. Eso era una oportunidad que no podía dejar pasar”, relató.

Franco reconoció su fanatismo por los colores azul y oro. “De chico siempre fui hincha de Boca y estar acá es una posibilidad única. Esperemos darle muchas alegrías a la gente”, dijo. Y a la hora de rememorar delanteros a seguir en sus cualidades, no dudó por algunos que vistieron dicha camiseta. “Palermo era una referencia. Después pasaron grandes delanteros como Darío (Benedetto), que es un jugador de una calidad impresionante”, sostuvo.

Por último, el goleador cordobés brindó detalles en cuanto a la comodidad en su posicionamiento en cancha, y concluyó: “Me siento cómodo en el juego aéreo. Lo he trabajo y trato de perfeccionarlo mucho. No soy un jugador alto pero trato de sacarle rédito a esa situación. No solo a la hora de atacar sino para defender sirve mucho. Gustavo (Alfaro) puede darme mucho a mí y yo puedo darle mucho a él.