Christian Limousín: “Hicimos el partido perfecto”

Fuente: Twitter Almagro.

El arquero de Almagro volvió a hablar de la victoria de su equipo frente a Boca Juniors.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/15/christian-limousin-hicimos-el-partido-perfecto/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T09:00:06-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T09:00:07-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

El pasado martes, Almagro eliminó a Boca Juniors de la Copa Argentina. En el marco de la segunda ronda del campeonato doméstico, el Tricolor venció al Xeneize por penales, tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario. Daniele De Rossi abrió el marcador para el club de La Ribera, mientras que el elenco que dirige tácticamente Carlos Mayor empató la contienda gracias al gol de Juan Manuel Martínez.

Días después de la hazaña, Christian Limousín, héroe del elenco de José Ingenieros en la definición desde los doce pasos, dialogó con Olé y valoró lo realizado por su equipo. “Hicimos un partido muy bueno, estuvimos concentrados y mostramos lo que nos pidió el entrenador. En el segundo tiempo debimos adelantar las líneas por la desventaja y lo hicimos de la mejor manera. Creo que en el final hasta tuvimos posibilidades para ganarlo en los noventa minutos”, empezó diciendo el guardameta de 27 años.

“Hicimos el partido perfecto. Fue muy bueno, como dije antes lo planteamos bien y supimos aguantar el ritmo del encuentro hasta el final. Habíamos practicado los penales, con mis compañeros siempre nos quedamos pateando. Así ellos afinan su técnica para patear y los arqueros mejoramos para el momento en que nos toque atajar”, sumó después el oriundo de Buenos Aires.

Además, el surgido en Boca Juniors reveló que no estudió a los pateadores del conjunto rival. “Se sabe que en los penales la mayor ventaja la tiene el delantero para ajusticiar al arquero. Pero uno trata de hacer algo estratégicamente, como moverse, vagar, y el factor psicológico es fundamental. Hay jugadores que tienen muchísima jerarquía, que le pueden pegar a los dos palos y muy bien, pero en una tanda decisiva la cabeza puede jugar en contra”, confesó.

En cuanto a la lesión que sufrió en el medio del partido, Christian reconoció: “Me desgarré y seguí atajando porque tenía mucha fe en el equipo. En que lo empataríamos y en la tanda de penales íbamos a ganarlo nosotros. Desde los quince del segundo tiempo jugué condicionado. Cuando terminó el partido tuve que ir al vestuario a masajearme, y el kinesiólogo y el masajista me pusieron una faja en la rodilla para que me aliviara el dolor. Pero en ese momento uno piensa en ganar y no en otra cosa”.

Por otro lado, el arquero se pronunció sobre la presencia estelar de Daniele De Rossi. “Cuando hizo el gol, sentí mucha bronca. Parecía algo guionado para él, y nosotros no queríamos ser parte de la fiesta de Boca. Pero por suerte nos supimos imponer y terminamos clasificándonos a la siguiente fase. No buscábamos arruinarle el debut al italiano, pensábamos en nosotros y queríamos meter a Almagro en octavos. Merecíamos la clasificación y dejar al club lo más alto posible”, declaró.

Para finalizar, Limousín no ocultó su emoción al hablar del futuro, ya que Almagro intentará mantener su buen momento en la Primera Nacional. “Cuando ganamos, no salí corriendo porque no podía más, ja. Era mejor levantar las manos y esperar a que llegaran mis compañeros antes que salir corriendo y que me tuvieran que sacar en camilla, ja. Ahora tenemos que ir partido tras partido. Ahora debemos esperar al ganador de Banfield y Talleres. Cuando lo sepamos, recién ahí empezaremos a analizarlo. Esto es un envión anímico muy grande, pero debemos dar vuelta la página porque ya arranca la Primera Nacional. El domingo tenemos un partido complicado ante San Martín de Tucumán, en el que debemos seguir con el mismo sacrificio para que los tres puntos se queden en José Ingenieros”, cerró.