Luis Scola habló sobre su inminente retiro del básquet

Fuente: Twitter CABB.

En diálogo con La Nación, el ala-pívot se refirió a su futuro en la disciplina.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/15/luis-scola-hablo-sobre-su-inminente-retiro-del-basquet/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T10:31:36-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T10:31:37-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

A sus 39 años de edad, Luis Scola tiene como principal objetivo participar del Mundial de Básquet 2019, que tendrá lugar en China desde el 31 de agosto hasta el 15 de septiembre. A partir de allí, el futuro del ala-pívot es incierto. En una entrevista con La Nación, el histórico jugador de la Selección Argentina dio detalles sobre la posibilidad de retirarse de la disciplina.

En primera instancia, el nacido en Floresta dejó en claro que su intención no es darle un cierre a su trayectoria levantando un trofeo. “Nostalgia es lo que te agarra cuando pensás que vas a extrañar tu carrera. Nunca pensé que no fuera a extrañar mi carrera. Lo que contesto respecto de la forma romántica del final es que no me interesa darle un cierre cinematográfico a mi carrera. No tengo interés en terminar a lo grande; terminar con un título o con ese tipo de cosas que interesan a la gente. No está mal que interese a algunos, pero yo juego por otras cosas, no por intentar terminar a lo grande. Vengo a jugar porque creo que puedo hacerlo, que puedo ayudar, que puedo ser importante para el equipo. Si perdemos o juego mal, no me cambia”, aseguró.

En la misma línea, el protagonista agregó: “No voy al Mundial pensando en que voy a ganar, me va a ir bien y voy a terminar a lo grande. No busco el cierre ideal para mi carrera. Si tengo que retirarme jugando contra Chile en Santiago, en la eliminatoria para la Americup, no tengo problemas. No me afecta, no me cambia nada. Me voy a retirar cuando mi carrera se acabe. Eso sí me interesa: retirarme el día en que no quiera jugar más. Si ese momento es un punto alto de rendimiento, genial. Si es en un punto bajo, no hay problema. No me interesa ningún tipo de final”.

Por otro lado, Luifa reveló que ya pensó qué hacer cuando esté alejado del deporte. “Tengo ideas para cuando me retire, cosas que se me ocurren. Pero no sé si hay una forma de prepararse antes del retiro. No creo que haya mucho por hacer al respecto ahora. Voy a tener que lidiar con algo. Hablar de ‘problema’ es demasiado, me parece. Hice bien algo por muchos años, me gustó, lo disfruté y voy a tener que hacer algo diferente. Seguramente tendrá un costo. No lo sé”, contó.

No obstante, en la actualidad, el jugador de 39 años es feliz dentro de una cancha. “Disfruto jugar en este equipo. Creo que hicimos cosas muy importantes con la Generación Dorada. Decir ‘hasta acá llegué’ era fácil. Pienso que está bueno continuar eso. El cariño por la selección no está relacionado pura y exclusivamente con haber ganado. Ni con tener un buen equipo ahora y la posibilidad de volver a ganar. Está relacionado con más cosas. Simplemente competir. Hoy tocan resultados más modestos. Estamos porque queremos representar a nuestro país. Es un buen mensaje, y me gustó mandar ese mensaje si alguien lo tomó. Es lo positivo de haber jugado post Generación Dorada”, valoró.

“Intento no repasar logros porque creo que mirar atrás, frena. No puedo poner el foco en el pasado cuando todavía hay futuro. Por delante tengo un Mundial y tal vez unos Juegos Olímpicos. Hay cosas que están buenas y uno puede competir. Pensar en el pasado quita energías y saca del foco del futuro. Entonces, mientras estoy acá, la forma correcta es mirar adelante. Habrá tiempo en el futuro para ver lo que pasó”, sumó Scola, haciendo hincapié en que todavía tiene desafíos por delante.

Finalmente, el ala-pívot reconoció que, cuando se retire, no quiere repasar su carrera como lo hicieron muchos exjugadores: “Cuando no juegue más, tal vez me detenga en lo que pasó. Pero no sé si voy a hacerlo. No va con mi personalidad ponerme a ver partidos viejos y esas cosas. Lo digo sin ningún tipo de negatividad hacia la gente que lo hace. No me parece mal que una persona que jugó, hoy quiera verse porque se emociona. Genial. Ahora, eso a mí no me suma. Es una de esas cosas de las que hablábamos, porque no puedo saber cómo voy a reaccionar con mi carrera cuando termine”.