Primeras palabras de Soldano como jugador de Boca

El delantero ya sumó sus primeras dos prácticas con su nuevo equipo.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/15/primeras-palabras-de-soldano-como-jugador-de-boca/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T13:51:09-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T14:00:30-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

El reemplazo de Darío Benedetto tiene nombre, apellido y firma de forma oficial. Franco Soldano es el nuevo y último refuerzo de Boca tras tener un breve paso por el Olympiacos griego. 300.000 dólares es el cargo que abonó el Xeneize en un préstamo de un total de 18 meses con una opción de compra de 5 millones.

Quien surgió profesionalmente en Unión de Sunchales no solamente sumó sus primeros entrenamientos bajo el mando de Gustavo Alfaro, técnico que solicitó contar con sus servicios, sino que también brindó declaraciones hacia distintos medios de comunicación. En diálogo con Sportia, el atacante afirmó: “Estoy contento de poder estar acá. Una linda oportunidad en la que trataremos de dar lo mejor”.

La casaca que va a utilizar el exintegrante de Unión de Santa Fe es el número 27. Casualmente en el Tatengue tuvo dicho número en su espalda, pero el misma tiene su argumento. “Usaré el número 27. Tiene un lado afectivo y especial por el lado de mi mamá. Uno siempre la tiene presente. Me ayuda día a día, es una manera de que esté conmigo”, explicó.

No llegó al año dentro del fútbol griego que Soldano retornó a la Argentina, y esto mencionó al respecto: “No tenía planeado volver, porque me estaba empezando a sentir cómodo, pero no podía dejar la oportunidad de jugar acá. Creo que Boca se asemeja más a Olympiacos que a Unión. Siendo un equipo grande, ataca constantemente y crea muchas situaciones de gol. Eso a uno lo beneficia”, comentó.

Además, el cordobés contó lo que fue su travesía dentro del Olympiacos en estos siete meses. “Los primeros seis meses en Grecia fueron muy buenos para mí. Pero se dieron una sucesión de cosas. Un poco de mala suerte, el fixture no ayudó y otras fueron responsabilidad mía. Llegué en enero con un parate del fútbol argentino, estuve un mes poniéndome a punto desde lo físico. Cuando me estaba empezando a sentir cómodo en Grecia ,surgió lo de Boca. Eso era una oportunidad que no podía dejar pasar”, relató.

Franco reconoció su fanatismo por los colores azul y oro. “De chico siempre fui hincha de Boca y estar acá es una posibilidad única. Esperemos darle muchas alegrías a la gente”, dijo. Y a la hora de rememorar delanteros a seguir en sus cualidades, no dudó por algunos que vistieron dicha camiseta. “Palermo era una referencia. Después pasaron grandes delanteros como Darío (Benedetto), que es un jugador de una calidad impresionante”, sostuvo.

Por último, el goleador cordobés brindó detalles en cuanto a la comodidad en su posicionamiento en cancha, y concluyó: “Me siento cómodo en el juego aéreo. Lo he trabajo y trato de perfeccionarlo mucho. No soy un jugador alto pero trato de sacarle rédito a esa situación. No solo a la hora de atacar sino para defender sirve mucho. Gustavo (Alfaro) puede darme mucho a mí y yo puedo darle mucho a él.