Lucas Martínez Quarta recordó la final de la Copa Libertadores 2018

Fuente: Twitter River Plate.

El defensor de River Plate rememoró la victoria ante Boca Juniors en la máxima competencia continental.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/16/lucas-martinez-quarta-recordo-la-final-de-la-copa-libertadores-2018/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-16T08:42:06-03:00">agosto 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-16T08:42:08-03:00">agosto 16, 2019</time></a>

River Plate está ultimando detalles de cara al clásico contra Racing Club por la Superliga Argentina. El cotejo, que tendrá lugar en el Cilindro de Avellaneda el próximo sábado a partir de las 20:00, corresponde a la tercera fecha del certamen doméstico. Horas antes del pitido inicial, Lucas Martínez Quarta, defensor del cuadro que dirige tácticamente Marcelo Gallardo, dialogó con La Nación.

En primera instancia, el Chino se pronunció acerca del rendimiento del Millonario en el comienzo de la temporada. “Puede ser que nos cuesten los primeros partidos del semestre. Eso sí: si vos ves lo buena que fue la pretemporada, no podés imaginar que vamos a sufrir. También hay virtudes de los otros equipos, pero nosotros queremos tomar la iniciativa contra cualquier rival y ya se empezó a ver otro River contra Cruzeiro y Lanús, más suelto y superior”, puntualizó.

No obstante, el desempeño de La Banda en los torneos internacionales siempre es distinto. “La Libertadores es diferente, son 180 minutos en los que hay poco margen de error y te mentalizás de otra manera. Obvio que esa mentalidad con la que jugamos la Copa deberíamos tenerla siempre. Sabemos que somos capaces y trabajamos para eso, para ganar las dos cosas. Nosotros queremos ganar todo. Después, está la seguidilla de partidos que a veces te obliga a hacer un desgaste enorme. Y encima la Superliga es muy pareja y hoy a River le salen a jugar como si fuese la final del mundo. Quizás, en ese desgaste, nos cuesta y nos hacen la diferencia por ese lado. Pero apostamos a ganar la Superliga, la Copa Libertadores y la Copa Argentina”, reconoció el defensor de veintitrés años.

Sin escatimar en sus declaraciones, Martínez Quarta se refirió a la posibilidad de que River Plate se cruce con Boca Juniors en las semifinales de la Libertadores 2019: “El superclásico copero está en la cabeza de todos los hinchas, pero nosotros sabemos que tenemos a Cerro Porteño y ellos tienen a Liga de Quito, dos muy buenos equipos. Para enfrentarnos tenemos que pasar. Vamos paso a paso”.

Al hablar de la rivalidad con el Xeneize, el protagonista no pudo evitar recordar lo que sucedió el 9 de diciembre del año pasado, cuando la entidad de Núñez ganó el certamen internacional luego de vencer a Boca en Madrid. “Fue algo único que va a quedar en la historia y hoy no somos muy conscientes por la exigencia que tiene el club, que te demanda volver a ganar otra Copa y el año que viene será igual. Cuando nos retiremos, nos daremos cuenta y vamos a tomar dimensión de lo importante que fue ganarle la Libertadores al máximo rival”, aseveró.

En tanto, el zaguero rememoró el empate 2 a 2 entre River Plate y el club de La Ribera en La Bombonera, en el marco de la ida del certamen internacional previamente mencionado. “Me enteré tres días antes que iba a ser titular en la cancha de Boca. Después de un reducido, Marcelo nos comentó que una chance era jugar con línea de tres. Yo no me lo esperaba, pero es como dice siempre: cuando te toca, tenés que estar preparado. A mí me tocó en una final de Libertadores y los recuerdos son únicos. La jugada en la que casi hago un gol de cabeza, la vi un par de veces. Pero el juez había cobrado falta me parece, igual me seguía agarrando la cabeza, eh. Hubiera sido lindo hacer el gol”

Para finalizar, Lucas se rindió a los pies de Marcelo Gallardo, entrenador del Millonario “Es un líder nato. Sabe los momentos en los que uno no anda bien y sabe cómo decirte las cosas. Es muy capaz para afrontar cualquier desafío, en cualquier club grande del mundo o en la Selección. Obviamente quiero que se quede. Y también hay que destacar a sus ayudantes, no hay que olvidarse de ellos: Matías Biscay, Hernán Buján, Pablo Dolce y los profes, todos trabajan muy bien. Es un combo que hace que Marcelo pueda ser el gran técnico que es”, sentenció.