Boca recibió una mala noticia durante el entrenamiento de este miércoles

Fuente: Twitter de Boca Juniors.

Un volante que parecía haberse recuperado de una lesión, podría estar fuera otras tres semanas más.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/09/boca-recibio-una-mala-noticia-durante-el-entrenamiento-de-este-miercoles/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-09T20:56:09-03:00">octubre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-09T21:00:22-03:00">octubre 9, 2019</time></a>

Cada vez falta menos para que regrese el Superclásico del fútbol argentino, pero por Copa Libertadores. En específico, solo quedan 13 días para que River y Boca salgan a la cancha de la Bombonera a disputar el partido de vuelta por el torneo continental. Pero de cara a uno de los compromisos más importantes del año, el Xeneize podría perder por nueva cuenta a una pieza importante: Daniele De Rossi.

Es importante recordar que el “Tano” se había sumado a al resto del equipo el pasado martes y por primera vez no se había mantenido al margen diferenciado. Al parecer, ya se había logrado recuperar de la lesión muscular que lo afectaba desde hace ya casi un mes y que le impidió estar presente en el encuentro contra River por la ida de la Copa Libertadores.

Sin embargo, el panorama cambió de la noche a la mañana. Y en el entrenamiento de este miércoles, el exjugador de la Roma (Italia) sintió una molestia en uno de los gemelos. Por tanto, terminó entrenando de manera diferencia una vez más. Desde la directiva de Boca, todavía no se ha hecho un comunicado oficial sobre la lesión, pero por cómo se vieron las cosas, todo indica que es un nuevo desgarro.

En las próximas horas, el club debería emitir una nota de prensa al respecto. De confirmarse esta mala noticia, el italiano de 36 años de edad, difícilmente podría llegar a estar presente en el choque ante el Millonario por la vuelta de la Libertadores, debido a que una molestia muscular de ese nivel, demandaría cerca de tres semanas de recuperación como mínimo.

Es necesario recalcar que De Rossi no sería el único que estaría de baja para los de azul y dorado. También lo estarían Ramón “Wanchope” Ábila, quien terminó el último Superclásico con molestias y todavía continúa en duda. El mismo caso aplica para Iván Marcone, quien tuvo problemas en la práctica, aunque en su caso, parece no ser algo tan grave.