Una buena: se postergó el nuevo aumento de las naftas

La suba se esperaba para el próximo mes de julio.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/06/28/una-buena-se-postergo-el-nuevo-aumento-de-las-naftas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-28T20:04:48-03:00">junio 28, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-28T20:07:31-03:00">junio 28, 2019</time></a>

El aumento en el precio de las naftas previsto para el próximo mes de julio, se postergó tras la decisión del Gobierno Nacional de congelar la suba del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) tal como se informó este viernes. Según dio a conocer la Secretaría de Energía, la medida responde a evitar un mayor impacto inflacionario.

Cuando se esperaba el porcentaje de aumento para julio en el precio de los combustibles, cuyo incremento se registra casi mensualmente desde inicio de 2019, el Gobierno confirmó que la suba se postergó porque fue congelado el impuesto a los combustibles, gravamen que tiene incidencia directa en los valores al público.

La Secretaría de Energía de la Nación, responsable de las regulaciones correspondientes, sólo actualizará el valor del impuesto a los combustibles en un 3,9%, en tanto el ajuste debería ubicarse cercano al 11,8% por litro, como estima la normativa vigente, que registra para su actualización la suma de la inflación de los tres meses anteriores.

Por la reducción anunciada desde el Ejecutivo, “el impuesto pasará de $6,13 a $6,37 por litro de gasoil mientras debería haber pasado a $6,85, y de $9,94 a $10,33 por litro de nafta, en tanto se estimaba en $11,11”, precisó a través de un comunicado la Secretaría. Así, quedará sin efecto, por ahora, un nuevo aumento.

El gravamen sobre los combustibles líquidos, se aplica trimestralmente y el último aumento debía impactar a inicios del corriente mes de junio, aunque en ese momento, el Ministerio de Hacienda decidió postergar su implementación por un mes. Ahora, a días del inicio de un nuevo mes, se confirmó que se pospuso.

Igualmente, durante 2019, las naftas subieron una vez por mes, además de la particularidad del mes de marzo, cuando se registraron dos subas con diferencia de 10 días. Los precios al interior del país, superan ampliamente a los de la Capital Federal, mientras son aún superiores en el norte del país.

El precio final de los combustibles está formado por varios factores, entre ellos, el precio promedio del dólar, el valor internacional del petróleo crudo, los biocombustibles y los impuestos específicos del sector, a los que se agregan por ejemplo, los valores de traslado y logística especialmente para las provincias más alejadas de Buenos Aires.