Aumenta el aporte jubilatorio de los autónomos: “Es un castigo para el que aporta, con ningún beneficio”

Eugenio Semino, defensor del pueblo de la Tercera Edad, dialogó con El Intransigente sobre el alcance de la medida.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/07/01/aumenta-el-aporte-jubilatorio-de-los-autonomos-es-un-castigo-para-el-que-aporta-con-ningun-beneficio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-01T17:04:55-03:00">julio 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-01T17:09:21-03:00">julio 1, 2019</time></a>

Eugenio Semino, defensor del pueblo de la Tercera Edad, se refirió al aumento del aporte jubilatorio para los trabajadores autónomos, que comenzó a regir a partir de este mes. En declaraciones a El Intransigente aseguró que se trata de una medida “recaudatoria” que no beneficia a los jubilados.

Desde junio se implementó un aumento del 10,74% el aporte jubilatorio de los trabajadores autónomos. Desde el año pasado, la categoría aumenta automáticamente cuatro veces por año. Con el aumento del 11,83% durante marzo, los trabajadores autónomos acumulan una suba del 23,84% de aportes en lo que va de 2019.

En ese marco, Semino aseguró que el nuevo aumento lleva a “informalizar aún más” la situación laboral en la que se encuentran los autónomos. Asimismo, sostuvo que se trata de una medida “recaudatoria” perjudicial para los trabajadores: “Es incorporar un gravamen más a aquellos que están en un situación muy difícil”.

“Todos los autónomos jubilados están en el haber mínimo más allá de la categoría que hayan apartado durante su vida colaborativa. Es un sector que quedó fuera también de la propia reparación histórica, que ha servido a los Gobiernos de turno para mejorar su cuenta pero no para resolverles la situación a los trabajadores”, cuestionó.

En esa misma línea, Semino remarcó que dentro del sistema jubilatorio, los autónomos son el sector históricamente más golpeado: “No hay proporcionalidad entre sus aportes y lo que va a haber en su futuro, como no la hubo en aquellos que ya reciben el haber y los que han aportado a distintas categorías a su vida laboral”.

El defensor de la Tercera Edad explicó que el Estado “ha licuado las diferencias entre las categorías de aporte”, y eso perjudicó a esta categoría. “El autónomo tributa un aporte incierto porque es previo a la obtención de la renta. Es una ecuación a la cual hay que acudir: a veces se aporta y después la renta no se genera”.

Por esa situación, el trabajador autónomo cobra la mínima, sin importar cuál haya sido su aporte: “Lo más grave es que si no se hace este tipo de aportes quedamos en la informalidad, y si aportamos conforme lo que estamos señalando también quedamos condenados a recibir el mínimo más allá de la categoría en que lo hagamos”.

Por último, señaló que el aumento en cuestión es “un castigo para el que aporta con ningún beneficio” para los jubilados. “Esto que estamos planteado es lo que ha pasado históricamente. Cualquier cambio a futuro no respondería a esta historia y sería satisfactorio que lo haga. Pero no vemos que así vaya a ser porque la normativa sigue siendo la misma”, finalizó.