“La posibilidad de que gane Cristina es bastante alta, la de Macri es un poco mayor”

El economista Orlando Ferreres analizó las variables económicas en este contexto electoral.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/07/10/la-posibilidad-de-que-gane-cristina-es-bastante-alta-la-de-macri-es-un-poco-mayor/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T12:46:46-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T12:46:47-03:00">julio 10, 2019</time></a>

El economista Orlando Ferreres estuvo en el programa radial ‘Lanata sin filtro’ y aseguró que el precio del dólar debería mantenerse en los valores que está registrando en estos momentos, 54 pesos. “Lo mejor es mantenerse cerca de ese valor que sería el que uno tendría si no hubiera inflación”, propuso el especialista. Las variables económicas y la campaña electoral están estrechamente relacionadas.

En este sentido, explicó que otro factor que está repercutiendo en la estabilización del precio del dólar es la oferta del sector agrícola, pero hay que tener en cuenta que eso se acabará a fines de agosto. De acuerdo con su postura, con el atraso de 10 pesos por dólar, se puede generar un pequeño aumento luego de esas fechas del 3 o el 4 por ciento, pero no tendrán un impacto en los precios.

Ferreres habló sobre las estrategias del Banco Central para equilibrar el déficit fiscal y dijo: “Lo que está haciendo es vendiendo futuros. Vendió algo así como dos mil millones de futuros. Todavía podría vender 3 mil millones después. No creo que el Banco Central quiera cambiar la paridad teórica de equilibrio porque esa depende de la inflación”. Por lo pronto, los especialistas advierten que este período de la gestión de Mauricio Macri, en cuanto a variables monetarias, se caracteriza por la estabilidad.

A esta sensación, el economista le agregó que “la actividad económica de este trimestre va a dar 0,2 positivo respecto al mismo trimestre del año pasado. En el tercer trimestre va a dar 2,3. Y en el cuarto, que es la segunda vuelta, el momento decisivo de las elecciones, crecería 5,6”. Al parecer, los números están del lado del actual mandatario, que busca ser reelecto junto a Miguel Ángel Pichetto.

Por otra parte, Ferreres planteó que el tipo de cambio deberá seguir alto para lograr un equilibrio a largo plazo y será necesario que se baje el gasto público, los impuestos y que ingresen más inversiones. A pesar de este pedido por parte de los especialistas, el Gobierno realizó medidas en contra de este programa, ya que impulsó nuevamente el Ahora 12, implementó subsidios a la compra de autos y beneficios para jubilados, pensionados y receptores de Asignaciones Universales.

Estas cuestiones no fueron pasadas por alto por parte del economista y resaltó que se trata de gasto de 200 mil millones de pesos. “Es un monto bastante grande que sirve como para cebar la bomba de una economía que estaba parada. El Producto va a crecer en el promedio del año casi nada, pero entre el primer trimestre y el cuarto trimestre va a crecer un 11%”, describió. Ferreres determinó que los únicos sectores que están mejorando las variables del país son el sector agroindustrial, las petroleras y los gaseoductos de Vaca Muerta.

Sin embargo, cuestionó el sistema económico del país: “No hay inversiones porque los impuestos son muy altos, porque las cargas sociales son muy altas y porque hay muchísimos jubilados que no aportaron y cobran jubilaciones”. Por otra parte, advirtió que el tipo de cambio debe seguir su curso, sin la intervención del Estado: “Si queremos ser otra vez Canadá, Australia o Nueva Zelanda, no podemos tener el dólar a 34″.

Finalmente, explicó que los humores políticos indican que Cristina Fernández de Kirchner tiene posibilidades de retornar al poder, pero las de Mauricio Macri son aún mayores. “Cristina tiene un 40 por ciento de probabilidades y Macri, un 65″, afirmó. A pesar de esta convicción, las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias serán de vital importancia para tener un panorama de las intenciones de voto. Es por ello que concluyó diciendo: “Una diferencia de más de 8 por ciento en favor de Alberto Fernández sobre Macri es negativa para el presidente y podría generar bastantes dudas sobre quién gobernaría el año que viene”.