A pesar de tener varios factores en contra, el petróleo terminó la semana con una leve alza

En el acumulado semanal el Brent subió un 3,9% y el WTI un 4,7%.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/07/13/a-pesar-de-tener-varios-factores-en-contra-el-petroleo-termino-la-semana-con-una-leve-alza/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-13T04:17:07-03:00">julio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-13T04:17:08-03:00">julio 13, 2019</time></a>

El petróleo culminó la semana con una leve suba afectado por la tensión con Irán, una tormenta tropical que tiene en vilo a Estados Unidos y un insistente miedo por la demanda. El barril de Brent del mar del Norte, para entrega en septiembre, creció un 0,3% al obtener 20 centavos y quedó en 66,72 dólares en el mercado de Londres, mientras que en el de Nueva York el barril de WTI para agosto se elevó un 1% y cerró en 60,21 dólares.

“Los astros se alinearon esta semana para hacer subir los precios. Los mercados estuvieron tonificados por declaraciones del presidente de la FED, Jerome Powell, en las que confirmó la posible rebaja de las tasas de interés de Estados Unidos para enfrentar mejor los problemas comerciales y el enlentecimiento del crecimiento mundial. En el acumulado semanal el Brent subió un 3,9% y el WTI un 4,7%”, detalló Martijn Rats de la firma Morgan Stanley.

Tras obtener su precio más alto en un mes y medio, el petróleo cedió ligeramente este jueves por datos que llegaron desde Estados Unidos y un estudio de la OPEP. El barril de Brent para entrega en septiembre cayó un 0,73% en Londres y finalizó con una cotización de 55,52 dólares. Mientras que en Nueva York, el barril de WTI en los contratos para entrega en agosto, se contrajo un 0,38% y quedó en 60,20 dólares.

“La orientación cambió cuando un informe mostró que los precios al consumo en Estados Unidos tuvieron una leve alza mensual del 0,1% en junio. Ese dato limitó la exposición de los inversores a las materias primas. Además el mercado fue afectado por datos de la OPEP que dieron cuenta de una expectativa de mayor producción de los países ajenos al cartel en 2020″, explicó Bart Melek, analista de la empresa TD Securities.

El oro negro aumentó este miércoles por el descenso de los stocks del país norteamericano, el inminente arribo de una tormenta tropical al golfo de México y las crecientes tensiones del país norteamericano con Irán. El barril de Brent para entrega en septiembre subió 2,85 dólares (4,44%) y finalizó a USD 67,01, mientras que en el mercado de Nueva York, el barril de WTI se alzó 2,60 dólares (4,5%) y quedó en USD 60,43.

Los valores escalaron de forma sostenida, luego de que el Gobierno estadounidense haya informada que sus reservas comerciales tuvieron un baja que los expertos atribuyeron a una mayor demanda de las refinerías. En beneficio de los precios del crudo operó además la llegada de esa tormenta tropical, en cuya zona ya fue suspendida preventivamente casi el 23% de la producción petrolera.

Los precios del petróleo se habían incrementado este martes en un contexto de tensiones geopolíticas con Irán y un mercado todavía preocupado por el nivel futuro de la demanda. El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre culminó esa jornada a 64,16 dólares en Londres, una suba del 0,08% con relación al lunes. Mientras que en Nueva York, el barril estadounidense de WTI para entrega en agosto, obtuvo un 0,29%, a 57,83 dólares.