En medio del caos, Macri pide 20 mil millones más a la Reserva Federal

Otra deuda está en camino. El riesgo de agudizar la crisis, más que nunca.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/08/13/en-medio-del-caos-macri-pide-20-mil-millones-mas-a-la-reserva-federal/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T13:40:19-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T15:51:46-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

De no creer, pero ahora el riesgo de la hiperinflación está más latente que nunca. A horas de una devaluación impactante con una escalada del dólar que superó los 60 pesos durante el día de hoy, más un Riesgo País que literalmente llegó a las nubes, una noticia que no aporta a la tranquilidad cambiaria: el Gobierno nacional inició tratativas para que la Reserva Federal de Estados Unidos aporte 20 mil millones de dólares a la economía argentina.

Para mitigar la dura reacción de los mercados, desde Casa Rosada ya desplegaron el operativo para que la FED destine una nueva línea de crédito para respaldar esta transición de cara a los próximos 60 días, donde conoceremos quién seguirá al frente del país por los próximos cuatro años más allá de que al mandato le restan cuatro meses más de gestión. El préstamo ya tendría el aval de Donald Trump, mientras Guido Sandleris ya inició conversaciones con el FMI.

Ante este escenario, el economista Javier Milei aseguró que “esto abre la posibilidad muy cierta de una hiperinflación”, al tiempo que varios economistas ya advirtieron “el peligro de seguir endeudándose mientras el dólar no para de subir”. Al mismo tiempo, la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario es algo que deberán gestionar el actual gobierno antes de diciembre -sería lo correcto- o la nueva administración desde 2020.

Precios

La dura devaluación de ayer ya echó a correr lo que nadie quiere: una corrección hacia los precios que terminará afectando al consumidor final, tarde o temprano. En este caso, parece que temprano, porque los molinos harinero decidieron en su mayoría no entregar por el momento la harina a las panaderías hasta tanto el dólar no se estabilice o se establezca un precio de referencia en la bolsa de 50 kilos.

Pero esto no es todo, porque sólo por ahora, ya se fijó un incremento de alrededor del 20% por el impacto del dólar, al valor del trigo y al resto de los insumos dolarizados. René Mangiaterra, presidente de Molino Matilde, fue claro: “No es la primera vez que vivimos esto. Pero no hay que generalizar. Estamos vendiendo un insumo, una materia prima tan básica, y en general no desaparece de un día para otro”.

Ante un posible desabastecimiento, agregó: “No vamos a abandonar a nuestros clientes. Tenemos una cartera de clientes habituales y no podemos dejarlos sin insumos”. Así las cosas, desde ahora sólo es cuenta regresiva ver una actualización en el precio del pan en todo el país, mientras que algunos referentes del negocio en Buenos Aires ya advirtieron “cierto desabastecimiento”.

En cuanto a los supermercados, lo más preocupante es la estabilidad del programa Precios Esenciales, que corre riesgo de ser pausado porque algunos proveedores ya informaron que no podrán entregar productos hasta no tener un claro valor de referencia de la divisa estadounidense. Incluso, en el sector electrodomésticos o juguetes ya no hay entregas hasta establecerse un panorama más claro.

El aspecto más delicado recae en las categorías incluidas en la canasta básica de alimentos, entre bebidas, artículos varios y los alimentos propiamente dichos. Desde las empresas dominantes como Unilever o Molinos Río de la Plata ya advirtieron que van a corregir los precios, aunque el número en común sería 10 por ciento de ajuste sin descontar que sea mayor previendo una nueva crisis, muy probable por estos días.

El titular de la entidad Consumidores LibresHéctor Polino, se refirió a cómo afectarán a los precios la suba del dólar que ocurrió como consecuencia de la derrota del oficialismo en las pasadas elecciones PASO. En esa línea, advirtió que es “inevitable” que se produzcan “remarcaciones de entre un 10 y un 30% en los supermercados en los próximos días”.