Se viene el primer gran retoque: la harina ya se entrega un 20% más cara

Los supermercados ya tienen la lista de nuevos aumentos.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/08/13/se-viene-el-primer-gran-retoque-la-harina-ya-se-entrega-un-20-mas-cara/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T13:10:40-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T15:53:56-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

La dura devaluación de ayer ya echó a correr lo que nadie quiere: una corrección hacia los precios que terminarán afectando al consumidor final, tarde o temprano. En este caso, parece que temprano, porque los molinos harinero decidieron en su mayoría no entregar por el momento la harina a las panaderías hasta tanto el dólar no se estabilice o se establezca un precio de referencia en la bolsa de 50 kilos.

Pero esto no es todo, porque sólo por ahora, ya se fijó un incremento de alrededor del 20% por el impacto del dólar, al valor del trigo y al resto de los insumos dolarizados. René Mangiaterra, presidente de Molino Matilde, fue claro: “No es la primera vez que vivimos esto. Pero no hay que generalizar. Estamos vendiendo un insumo, una materia prima tan básica, y en general no desaparece de un día para otro”.

Ante un posible desabastecimiento, agregó: “No vamos a abandonar a nuestros clientes. Tenemos una cartera de clientes habituales y no podemos dejarlos sin insumos”. Así las cosas, desde ahora sólo es cuenta regresiva ver una actualización en el precio del pan en todo el país mientras que algunos referentes del negocio en Buenos Aires ya advirtieron “cierto desabastecimiento”.

En cuanto a los supermercados, lo más preocupante es la estabilidad del programa Precios Esenciales, que corre riesgo de ser pausado porque algunos proveedores ya informaron que no podrán entregar productos hasta no tener un claro valor de referencia de la divisa estadounidense. Incluso, en el sector electrodomésticos o juguetes ya no hay entregas hasta establecerse un panorama más claro.

El aspecto más delicado recae en las categorías incluidas en la canasta básica de alimentos, entre bebidas, artículos varios y los alimentos propiamente dichos. Desde las empresas dominantes como Unilever o Molinos Río de la Plata ya advirtieron que van a corregir los precios, aunque el número en común sería 10 por ciento de ajuste sin descontar que sea mayor previendo una nueva crisis, muy probable por estos días.

El titular de la entidad Consumidores LibresHéctor Polino, se refirió a cómo afectarán a los precios la suba del dólar que ocurrió como consecuencia de la derrota del oficialismo en las pasadas elecciones PASO. En esa línea, advirtió que es “inevitable” que se produzcan “remarcaciones de entre un 10 y un 30% en los supermercados en los próximos días”.

“Aunque nuestro revelamiento de precios lo difundiremos el 15, sucede para mi lo de siempre, si se modifica la paridad cambiaria aumenta los precios”, señaló el titular de la entidad de defensa del consumidor, según consignó Diario Popular. Además, explicó que los principales productos que serían afectados por este salto de la moneda extrajera serían “el aceite, el arroz, los fideos, los artículos de tocador y limpieza y los medicamentos”.

En esa línea, agregó que “la canasta básica de alimentos es la que primero sufre los efectos de esta estampida del dólar”. “Todo se traslada a precios, y a esto se suma el aumento del precio del combustible, y el 22 % de gas natural en usuarios no residenciales, es decir comercios e industrias”, estableció, lo que le hizo reflexionar que “a pesar del proceso recesivo que se vive, cuanto más aumenta más bajan las ventas”.

Por otro lado, al referirse a la situación que quedó tras los resultados de las elecciones primarias, Polino explicó que “hay que ver cómo se estabiliza el dolar, estos días son clave, algún impacto va a tener, pero no sabemos el porcentaje, y se verá si hay remarcaciones”. Asimismo, se refirió al combustible y adelantó que “puede aumentar, aunque ya hubo un aumento, a través del Decreto 531 de impuestos a combustibles líquidos, previsto originariamente para julio, se decidió repartirlo entre agosto y septiembre, ya que el aumento de 11,8 % por litro que tenía que regir el 1 de julio se redujo a 3,9% y ahora el 7,9 % restante se desdoblará entre este mes y el siguiente”.