“Asqueroso” ¡Diosa surgida en Telefe denunció abusos de una primerísima figura!

"Me fui con una sensación malísima, tomé un taxi y me largué a llorar".
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/07/10/asqueroso-diosa-surgida-en-telefe-denuncio-abusos-de-una-primerisima-figura/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T14:53:56-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T16:21:57-03:00">julio 10, 2019</time></a>

Durante mucho tiempo, en el mundo del espectáculo, se naturalizó la idea de que los hombres poderosos usaran su poder para conquistar a mujeres bonitas. De hecho, el mismísimo Marcelo Tinelli bromeaba con las participantes de su programa, diciendo, delante de las cámaras, que diferentes diosas habían pasado por su oficina privada para tener una oportunidad de competir en el show más visto de la televisión argentina; sin embargo, hoy todo está cambiando y eso quedó reflejado en la durísima denuncia que acaba de realizar una mujer surgida en Telefe.

Mariela Montero, finalista de Gran Hermano 2007, habló del fallido casting que realizó con Miguel Ángel Cherutti y los supuestos intentos del capocómico por seducirla. “Yo recién salía de Telefe, tenía notoriedad, me invitaban a eventos y fui a un estreno de una obra de él (Cherutti), lo saludé y le dije que quería trabajar. Llegué al teatro, eran tipo 4 o 5 de la tarde, me fui con una minifalda, tacos, porque trabajás con tu imagen. Era una tremenda oportunidad, me acuerdo de que me traspiraban las manos de nervios, no podía creer”, contó la salteña.

Sin embargo, el sueño terminó convirtiéndose en una pesadilla. “Fue en un camarín, llegó él a hacerme el casting. Me dijo ‘veamos qué tal sos para la improvisación y manejemos un personaje que te salga’. Yo no había hecho casting más que para Gran Hermano. Con su personaje me amedrentó, era un personaje abusivo. Me tocó, me dio un beso asqueroso. Tuve miedo, porque una siente esa energía lasciva. Ahí frenó y me dijo: ‘Si no te sentís cómoda y no sabés actuar…’. Una manipulación total”, aseguró la modelo y cantante.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#picture @fparra.fotografia #sweater #abrigate @armony_oficial // Donde ya lo intentaste todo ,solo queda dar las gracias y confiar en Dios .

Una publicación compartida por Mariela Montero (@montero_mariela) el

“No le seguí el juego, me dijo ‘vamos a ver qué pasa’. Me fui con una sensación malísima, abrumada, me tomé un taxi y me largué a llorar, no entendía. Llegué a mi casa y me bañé, me quería sacar la saliva. En ese momento solo se lo pude contar a mi mamá, que estaba en Salta y hoy se alegra de que se haga justicia divina y a algunas personas del medio que le sugirieron que no dijera nada, porque ‘no iba a conseguir trabajo’”, reconoció Mariela, que actualmente vive en Chile.

Montero contó que intentó, en su momento, hablar sobre esta situación en diferentes programas de televisión, pero no recibió ninguna clase de apoyo. “Era otra época, había gente intocable y en muchos lugares me fulminaron, diciendo que era un gato. Incluso él dijo que me iba a iniciar una querella, cosa que nunca existió”, remarcó la salteña, que lleva mucho tiempo alejada de los medios de comunicación de nuestro país.

Es bueno señalar que Melisssa Brikman, una bailarina, también acaba de denunciar al capocómico por abuso, diciendo que intentó propasarse con ella en el 2003. “Me animé a contarlo después de 17 años, fue un caos después de eso mi vida. Lo tenía guardado. En ese momento tenía 18 años, estudiaba teatro y me vino a ver (Cherutti). Me dijo que quería hablar conmigo y que le pasara mi teléfono por un espectáculo. En la semana voy a la casa, que no era la casa, era un lugarcito que seguro alquilaba para este tipo de castings, me dijo que me sacara la ropa, pensé que era normal. Esto fue con él solo, era en el centro a cuatro cuadras del teatro. Me dijo que quería verme bailar, aseguró la joven.

El actor la contrató y fueron a El Calafate a hacer el show. Todos se hospedaron en el mismo hotel. “Estando allá me toca la puerta y me dice ‘soy Miguel, vení que vamos a hablar algo del pago’. Voy y cuando entro, estaba con el pantalón bajo, un jean azul oscuro y me dice ‘vení, ****, ¿sabés quién soy yo?’. Después me pone en la cama y me dice ‘dale, nenita, la vas a pasar bien conmigo, esto queda entre nosotros dos’, y yo diciéndole que la señora estaba embarazada de su último hijo. No le importó nada”, terminó su fuerte relato la mujer.