“Me pegó y me dejó un ojo negro. Fue horrible” ¡Durísimo testimonio de Susana Giménez!

¡La diva sorprendió a todos con su escalofriante relato!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/07/13/me-pego-y-me-dejo-un-ojo-negro-fue-horrible-durisimo-testimonio-de-susana-gimenez/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-13T14:03:59-03:00">julio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-13T14:04:00-03:00">julio 13, 2019</time></a>

Susana Giménez es una de las mujeres más queridas, glamorosas y carismáticas de Argentina, pero suele ser muy cuidadosa al conceder entrevistas porque sabe muy bien que, cualquier cosa que diga, puede ser usada luego para criticarla de manera despiadada; sin embargo, la gran diva de Telefe decidió dar un extenso reportaje al diario Clarín y allí reveló, por primera vez, la violencia que sufrió de parte de Carlos Monzón.

“Sí, él una vez me golpeó, en Nápoles, no me lo olvido más. Se dijeron muchas pelo**** al respecto, como que me pegaba seguido, así que dejémoslo claro: me pegó esa noche en Italia, fue horrible. Me dejó un ojo negro. La cosa vino así: estábamos en Nápoles filmando juntos una película (Il conto e chiuso, traducida como La cuenta está saldada). Estaba celoso por Luc Merenda, un actor francés que trabajaba en la peli”, comenzó narrando la imponente rubia.

Y luego continuó con su historia. “El pobre tipo tuvo la desgracia de venir a saludarme a mi roulotte, que es como una casa rodante. Me saludo. Estuvimos hablando un minuto, te lo juro. Y Carlos lo vio bajar. Y cuando vi que lo vio dije ‘chau, listo’. Era un enfermo de los celos. Esa noche había una fiesta y yo no quise ir porque sabía lo que iba a pasar. Cuando volvió al hotel estaba totalmente en pedo y agresivo. Empezamos a discutir a los gritos, me fajó y salí corriendo de la habitación”, confesó Susana.

“Recuerdo que en el pasillo caí en los brazos de su guardaespaldas, Gino, que me supo contener. Me volví a la Argentina, luego hubo unos acercamientos, pero ya estábamos en las diez de última. Un día le dije ‘bueno, basta, no quiero más esto'”, aseguró Giménez. Posteriormente, hablando con la revista Gente, la diva reveló más detalles de su compleja relación con el boxeador. “Sólo recuerdo que dije ‘¡basta!’ y me sentí muy valiente. Había que enfrentarlo, porque reaccionaba pésimo”, confesó la referente de la pequeña pantalla. 

Susana reconoció que Carlos intentó volver con ella “tres o cuatro veces” pero no hubo más escenas de violencia entre ellos y negó de manera terminante el famoso mito, según el cual, la fotografiaron con moretones en la frente. “¡Pero qué p***! Son las cosas que se dicen para llenar espacios de panel. Conociéndome un poco, se darán cuenta de que nunca inventaría ninguna excusa”, aseguró Susana, visiblemente enojada. Sin embargo, en programa, Mirtha Legrand fue mucho menos generosa con Monzón.

“Era bravo cuando tomaba unos tragos de más. Un día íbamos a un restaurante que se llamaba El hueso perdido, ¿se acuerdan? Era en Olivos. Íbamos Daniel (Tinayre), Susana, Carlos y yo. Daniel iba adelante con Monzón. Todo esto que cuento es verdad, es histórico. Entonces pasamos por un restaurante y Susana me dice despacito ‘aquí vine a comer con Sandro’. Él escuchó y se puso muy violento. Empezó a pelear, a discutir, a decir cosas y Daniel lo calmó. Le dijo ‘basta, basta, es un comentario que hizo'”, continuó Mirtha.

“Estaba filmando Susana con Sandro la película Tu me enloqueces, así que no tenía nada de malo, pienso yo, no sé. Pero Monzón se puso muy violento. Esta escena yo la viví. Después pasamos frente a un policía y dijo, fue la primera vez en mi vida que escuché la palabra: ‘Mirá ese taquero de m***’. Les decían así a los policías porque juntaban los tacos cuando saludaban”, concluyó la conductora, sorprendida por el accionar del boxeador.