“No estoy separada. Las versiones comenzaron porque él no vino al bautismo de nuestra hija, pero…”

Foto: Twitter oficial América TV

¡Diva de América TV fue muy sincera! ¿Dice la verdad? ¡Mirá!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/07/13/no-estoy-separada-las-versiones-comenzaron-porque-el-no-vino-al-bautismo-de-nuestra-hija-pero/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-13T17:21:19-03:00">julio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-13T17:21:21-03:00">julio 13, 2019</time></a>

Las grandes diosas del mundo de la televisión suelen ser muy reservadas con su vida privada por un motivo muy simple: no quieren abrir una puerta a su intimidad sabiendo que luego les resultará muy difícil poder cerrarla; por ese motivo, por ejemplo, Pampita solo da contadas entrevistas; una actitud similar tiene la escultural Florencia Tesouro, que hoy brilla como panelista en América TV junto a Moria Casán en Incorrectas.

Ver esta publicación en Instagram

#VayainaAlRojoVivo #FloppyStyle @incorrectasok @americatv by @pazcornuok Styling @maiteirazu Peinado @carmencitadasilva para @cerininet

Una publicación compartida por Floppy Tesouro (@floppytesouro) el

La imponente joven que comenzó su carrera en Gran Hermano concedió un largo reportaje a la revista Gente. “Soy una típica ariana: multifacética e hiperactiva. Vivo a 220 revoluciones. Me relajo cuando estoy manejando y me pongo a cantar. Es como ir a terapia”, reconoció Floppy, y luego habló de su nuevo rol como periodista junto a una de las grandes divas de la televisión argentina. “Soy una ‘vayaina’ empoderada, como decimos con Moria y mis compañeras. A pesar de ser todas mujeres nos llevamos bien, todas tiramos para el mismo lado. La Casán es genial. Tiene una gran energía. Nos deja lucirnos”, aseguró la rubia.

Por supuesto, eso no impide que la modelo y actriz participe de nuevos proyectos, por ejemplo, trabajar en Miami. “Voy a grabar un reality, Palm House, con modelos de distintos países. Soy la única argentina que eligieron. Vamos a mostrar la vida misma: todas las actividades relacionadas con fitness, beauty y lo más divertido: ir de shopping”, lanzó Tesouro, y luego habló de las diferentes caras de su personalidad artística.

Siento que soy multifacética. Por eso disfruto de cada una de las cosas que hago. Bailar, conducir, diseñar y modelar me encantan. Pero elijo conducir. Me gustaría tener mi propio programa de fitness, porque mucha gente me pregunta cómo me cuido. Ahí podría contar mis Floppy tips. Me encantaría ser una referente. En mi Instagram comparto algunos secretos”, aseguró Florencia, que tiene una gran cantidad de fans en sus redes sociales.

Obviamente, la modelo también habló de los rumores de separación. “No es verdad. Si fuera cierto lo diría. Las versiones comenzaron porque mi marido no vino al bautismo de nuestra hija, pero la verdad es que nosotros aprendimos a fluir juntos, a veces también por separado. Puedo ser muy independiente en mi trabajo, pero asumo que soy muy dependiente de mi pareja, porque me gusta estar en familia. Siento que fuimos padres muy rápido. Con Rodrigo aprendimos a aceptarnos. Al principio me costó entender que él fuese tan independiente”, afirmó Tesouro.

“¿Te arrepentís de que hayan sido padres?”, le preguntó entonces el periodista. “No, para nada. Moorea es lo mejor de nuestras vidas. Siento que puedo ser buena madre y no olvidarme de ser mujer. Cuando tuve crisis de pareja las padecí. Es difícil y angustiante, pero siempre intento encontrarle la vuelta, no tiro la toalla. Ahora, si la cosa no va, no está bueno forzar situaciones. Las relaciones son de a dos. Mi marido es cero celoso. Sabe que amo lo que hago y me impulsa para que crezca. Le gusta que disfrute de mi trabajo”, remarcó Floppy.

“¿Qué es lo que más te apasiona compartir con tu hija?”, la consultó el cronista. “Es mi gran compañera. Jugamos juntas, nos maquillamos, hacemos selfies con efectos. Es una mini artista. Lo que más nos gusta es bailar y cantar, pero lo mejor es cuando organizamos una pijamada con juegos y nos vamos a dormir juntas. Aprendí a combinar sin culpas mis roles de mamá y mujer. Puedo ser buena madre y buena esposa empoderada. Le doy importancia al amor. La llama no debería apagarse nunca. Cuando tuve a Moorea recuperé mis curvas muy rápido. No creas que por arte de magia: me esforcé con ejercicio y cuidándome en la alimentación. Gracias a Dios, tengo buena genética”, aseguró la joven, dando por cerrado el reportaje.