“Aburre, se quiere ir. Él es el…” ¡Ángel de Brito, indignadísimo con Hernán Piquín!

El periodista destrozó al bailarín. ¡Fijate!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/08/15/aburre-se-quiere-ir-el-es-el-angel-de-brito-indignadisimo-con-hernan-piquin/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T12:59:27-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T12:59:28-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

El “Súper Bailando 2019” es el certamen de baile que más repercusiones y escándalos genera dentro y fuera de la pantalla del Trece. Recordemos que la última semana que inició tuvo todos los condimentos necesarios: cruces, polémicas y hasta un extenso discurso político de Marcelo Tinelli. Como si fuera poco, la actuación de algunos participantes reavivó la diferencia con los jurados y el tema sumó un nuevo capítulo.

Los protagonistas del feroz enfrentamiento son nada más y nada menos que Ángel de Brito y Hernán Piquín. El jurado del estrado más picante de la televisión argentina sacó varios trapitos al sol y dejó en evidencias la falta de empatía con el bailarín. Recordemos que el paso del compañero de Macarena Rinaldi no es el mejor, está caracterizado por altibajos a causa del faltazo que realizó en su tercera gala, situación que lo marcó para siempre.

Como si fuera poco, un rumor muy fuerte lo dejó en el ojo de la tormenta al anunciar que Hernán dejaría el certamen. Según publicó El Intransigente, Marcelo se llevó una gran sorpresa, ya que Federico Hoppe le comunicó que el profesional abandonaría la competencia. Al momento de presentarlo, el padre de Lelé quiso saber más sobre el tema y le preguntó sin vueltas sobre su partida. Inmediatamente el compañero de Maca tomó el micrófono: “Cuando nosotros firmamos contrato, yo hablé con la producción que tenía otras cosas, laburos que los fui corriendo para estar acá”, inició su descargo.

Luego fue por más: “Ahora se me complica mucho más por el tema de las fechas, pero la producción está tratando de acomodar todo para que yo pueda seguir, Realmente lo estamos luchando todo, yo estoy tratando de acomodarme”, sostuvo frente a las cámaras y ni liento ni perezoso, el esposo de Guillermina Valdes le preguntó si podría asegurar su continuidad hasta noviembre. “Puede ser”, respondió.

Sin embargo, la incertidumbre en torno a la continuidad del líder del equipo que tiene a Rinaldi como partenaire provocó la reacción del conductor de “Los ángeles de la mañana”, quien no se calló nada y le salió al cruce al utilizar palabras realmente muy duras. “Piquín es el cisne negro, no le creo nunca la sonrisa. Es el monumento a la queja, ya lo dijo (Marcelo) Polino también”, le dijo el periodista de espectáculos a El Trece.

“Siempre tiene un problema. Cuando no se quiere ir, que se aburre, que no le gusta la… Nadie le pidió que discuta”, lanzó muy picante frente a las cámaras y continuó: “Pero hoy te miraba, como que buscaba complicidad con vos”, expresó el notero, buscando la confesión del entrevistado. “Yo lo conozco desde hace muchos años. Dentro de lo que podemos, nos llevamos bien”, exclamó Ángel.

“Acá no estamos de acuerdo en lo que hace, pero si viene a sufrir… ¿Cuántos Bailando hizo ya?”, admitió el presentador al hacer referencias a las repetidas quejas de Piquín. Más tarde, se lo mostró en una entrevista a Hernán Piquín y fue tajante: “A mí me dicen bailar, y yo me pongo como las anteojeras de los caballos, y es solo bailar, bailar, bailar, no hay que desconcentrarse”, cerró.