flor vigna

¡Brava! ¡Flor Vigna le puso los puntos a Mati Napp! “¡Es difícil! Desde que…”

La bailarina fue muy clara con su novio.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/11/brava-flor-vigna-le-puso-los-puntos-a-mati-napp-es-dificil-desde-que/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T12:31:20-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T12:31:21-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

En la pista del “Súper Bailando 2019” pasa de todo. Por supuesto, este año no fue la excepción y el Trece fue testigo de un nuevo amor, en la pista del certamen de Marcelo Tinelli nació una pareja, se trata de nada más y nada menos que de Flor Vigna y su coach, Mati Napp. Los chicos comenzaron su noviazgo bajo las sombras, hasta que tuvieron que confirmar que están más enamorados que nunca.

Recordemos que la protagonista de “Una semana nada más” comenzó un al diferente: mal en el amor y bien en lo laboral. En los primeros meses terminó con Nico Occhiato, su novio por más de 5 años y cuando parecía estar todo perdido, apareció el coreógrafo, quien la fue enamorando en cada ensayo y lo que comenzó como un affaire, se oficializó y hasta se dieron un beso sobre las cámaras.

Tras la oficialización, la candidata al tricampeonato del Bailando por un Sueño y Mati ya no se esconden y el jueves, los enamorados se sentaron en el ciclo de Ángel de Brito: “Los ángeles de la mañana” y confesaron cuándo nació el amor. Ellos coincidieron en que el 22 de junio fue la fecha en la que comenzaron a escribir su historia de amor. ¡Qué tiernos!

Luego, ante la insistencia de Ángel, Flor contó que Napp es muy ordenado: “El otro día, cuando volvimos de Uruguay, llegamos a su casa y estaba espectacular. Después fuimos a la mía y estaba toda desordenada. Hoy, antes de venir para acá, él me hizo la camita. Un amor”, manifestó, con brillos en sus ojos la invitada. Más tarde, llegó el turno de Matías.

“¿Y vos cómo te llevás con esto de tener a tu novia bailando?”, le consultó De Brito a Napp. La definición del periodista de espectáculos despertó el asombro de los protagonistas, quienes se pusieron incómodos y aclararon por qué no tienen ese título. “Bueno, tu chica. ¿Le tenés que dar órdenes, tenerla cortita?”, corrigió el conductor del magazine.

Él contestó con contundencia: “Sí, nunca perdimos eso”. “¿No se mezcla?”, retrucó el angelito. “A veces, sí. El ensayo es el único lugar en el podemos chocar un poquito. Es porque nos vemos más seguido y uno empieza a tener otra confianza”,comentó el novio de la ex Combate. Sin pelos en la lengua, saltó la rubia y lo mandó al frente: “Es difícil. Desde que estamos juntos me exigís más, guacho”, le recriminó ella.