“Cada vez que miro a mi hija…”: El llanto de Mariana Brey en vivo

Mariana Brey

La panelista se emocionó al pensar en Juana.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/12/03/cada-vez-que-miro-a-mi-hija-el-llanto-de-mariana-brey-en-vivo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T11:52:52-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-04T10:06:17-03:00">diciembre 4, 2019</time></a>

El tema de esta semana es la salud de Santiago Bal. Tal como contó este diario, el papá de Federico está atravesando un grave estado y los médicos del  Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC) en el cual se encuentra internado en terapia intensiva, no pueden asegurarle que esta vez salga adelante.

Muy triste, Fede habló en la pista del Súper Bailando y se refirió al difícil momento que está pasando. “Mi papá está muy mal. Hoy lo único que queda es rezar por él, porque no está nada bien. Está muy deteriorado y entró en un cuadro en el que ya no podía respirar “, dijo mientras se le caían las lágrimas.

“Está todo comprometido. Entonces tratamos de acompañarlo y decirle que hay un lugar mejor. Yo creo, realmente, que hay un lugar mejor. Porque, si sale de esta, tampoco es vida seguir como estaba. Ya es momento de que él también se ocupe de él. Y me parece que ocuparse de él también es irse”, finalizó.

En este sentido, desde Los Ángeles a la mañana repitieron el momento en que Fede le contó a Marcelo Tinelli cómo se sentía, al regresar al piso del programa Ángel de Brito pudo notar como a Mariana Brey se le caían las lágrimas, visiblemente emocionada por las sentidas palabras del actor.

“Cada vez que veo a una persona en estas condiciones me remite al final de mi padre”, comenzó diciendo y siguió. “Con el paso del tiempo pude ir transformando el inmenso dolor en un lindo recuerdo y quedarme con eso. Espero que Fede pueda hacer lo mismo”. Graciela Alfano, por su parte, sumó otro dato a la emoción de Mariana.

“El otro día me mostró una foto de su beba, Juana, y me dijo que su mirada le recordaba a la de su padre”, acotó la diva. “Es cierto”, dijo la Brey, “Cada vez que veo a mi hija veo la mirada de mi padre. Juana heredó esos tonos azulados iguales a los de él. Es hermoso, es un regalo”, finalizó son una sonrisa.