“Si hubo esa relación sexual, yo…”, ahora habló el abogado de la tercera en discordia entre Miriam Lanzoni y Christian Halbinger

Roberto Olázabal dio más detalles del video íntimo entre Juliana Rojo y el empresario.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/01/16/si-hubo-esa-relacion-sexual-yo-ahora-hablo-el-abogado-de-la-tercera-en-discordia-entre-miriam-lanzoni-y-christian-halbinger/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-16T04:35:10-03:00">enero 16, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-16T04:40:45-03:00">enero 16, 2020</time></a>

Juliana Rojo, la tercera en discordia entre Miriam Lanzoni Christian Halbinger, finalmente rompió el silencio y le mandó unos audios de WhatsApp a la producción del programa “Siempre Show”. “Es algo que está armado. No le envié ningún video a nadie. Esto es algo que están haciendo para perjudicarme a mí. Esto está armado. Y no entiendo por qué. No voy a hablar más del tema”, enfatizó.

Sin embargo, lo más jugoso fue cuando entrevistaron al abogado de Rojo, Roberto Olázabal, quien dijo que le realizará una denuncia a Lanzoni por calumnias. “Si hubo esa relación sexual, yo lo desconozco. Sí puedo afirmar lo que dice Juliana. No hay video y no se lo mandó a nadie”, sostuvo.

“No hay un video. Por eso no pudo ser difundido. Es una casa rentada para vacacionar. Por lo que tiene cámaras para el exterior, pero no en el interior, ni en el dormitorio. Las cámaras en el interior existen, pero fueron desconectadas en esta ocasión”, agregó el letrado en medio de la polémica.

Horas antes también habló el ex de Rojo, Francisco Gandione, quien le mandó otros audios al mismo programa. “Me enteré esta mañana. Porque me empezó a llamar un montón de gente y empecé a ver mi cara en la tele. Me entero de esta bomba. No soy ningún ex psicótico, no puse ninguna cámara. No hay ningún video”, remarcó.

“Estoy dolido porque podíamos hacer cosas con libertad, pero sin que se entere el otro. Me desperté con la bomba de que estaba con un cliente mío. ¡Christian era un cliente mío! Le hice la barra en la inaguración de un lugar de él. Habíamos hablado en el evento con la mejor… Ahora hay que replantear todo. Me siento mal. No quiero trabajar con ella, nada. Se me derrumbó todo lo que tenía y uno de los peores sentimientos es la desesperanza”, finalizó.