"Últimos días en la Habana" ¡Florencia Kirchner impactó con una postal!

Florencia Kirchner expresó su admiración por el arte con un posteo de su estancia en Cuba y una foto para el recuerdo.

Desde que regresó a la Argentina después de meses internada en Cuba, Florencia Kirchner se mantuvo bastante activa en Instagram. Con más de 200 mil seguidores, la guionista y realizadora audiovisual, se muestra con la mayor naturalidad posible. En un posteo muy reciente, la joven compartió un retrato de ella misma en blanco y negro acompañado de un extenso texto literario.

Se trata de un escrito de la emblemática escritora Virginia Woolf que pasó a la historia con obras únicas e irrepetibles: “Os temo a todos. Temo al choque de la sensación que salta sobre mí, debido a que no puedo darle el tratamiento que vosotros le dais; soy incapaz de conseguir que un momento se funda con el siguiente. PARA MÍ TODOS LOS MOMENTOS SON VIOLENTOS.> <Cogeré flores. FORMARÉ CON ELLAS UN RAMO, lo tomaré en la mano y lo ofreceré…¡Oh! ¿A quién? (…) Mi cuerpo se reblandece. QUEDO ABIERTA, quedo incandescente”.

“Ahora la corriente se desborda con una profunda marea fertilizante QUE ABRE LO ANTES CERRADO, forzando lo antes cerrado (…) y fluye sin limitación. ¿A QUIÉN DARÉ CUANTO AHORA ME RECORRE, cuanto nace y fluye de mi cuerpo cálido y poroso? RECOGERÉ LAS FLORES Y LAS OFRECERÉ…¡Oh! ¿A quién?”, continuó la hija de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

Al final, la escritora, le dio los créditos correspondientes a la creadora de la obra y a la persona que tomó la artística fotografía y expresó: “Fragmentos de las mentes de Louis y Rhoda, ella, es mi personaje favorito en todo el mundo, nacida y creada por Virginia Woolf, en la mejor novela para mí, la que más quiero, en la que más estoy, que es Las Olas. La foto, porque sí: últimos días en La Habana. Ya salía de mi habitación y me la sacó @gascata“.

El sentido homenaje de Flor a su hija

Con un sentido de la estética refinado, la hija menor de Kirchner le tomó una foto a Helena, su pequeña hija de cuatro años. En la mencionada, no se ve el rostro de la niña pero si como sostiene su propio retrato de recién nacida. Al pie de la imagen, Florencia comentó: “Ahora, me ordena los libros esparcidos en la cama porque dice que todo lo mío es un quilombo.
Nos criamos/”y movemos el pelo”.

Compartir en: