Acuarelas Brunel: el encanto del color hecho a mano

Su perfil en Instagram es un estallido de color, sensibilidad y finura. Detrás del nombre “Acuarelas Brunel” está la artista Florencia Álvarez, quien a través de ese perfil desarrolla acuarelas a mano, una especie de tradición artesanal con la que consigue particularidades en formato y colores diferentes en relación con las marcas industrializadas.

Esta expresión, que compagina con una serie de talleres, es reflejo de una formación que viene desde casa. Ella explicó: “Desde muy pequeña tengo un vínculo muy cercano con el arte. Mis padres son egresados de Bellas Artes y desde siempre mis juguetes fueron estos materiales, color, pincel y otros”.

En cuanto al origen de esta pasión, recordó: “Una exquisita lata de acuarelas alemanas que tenía mi hermana. Era de chapa litografiada y tenía una rana verde muy graciosa en la tapa. Para mis ojos de niña, dentro de la lata estaban todos los colores del mundo”. Los mismos matices que ahora la divierten de grande.

En parte, a través de Acuarelas Brunel surge su “amor a los materiales nobles, la transmutación alquímica de pigmentoste es un proceso fascinante y desde allí empieza la búsqueda artística”, que, más allá de ella, resuena en distintas áreas, como la ilustración, la arquitectura, el diseño como soporte de ideas o medio de expresión estética.

Fotografía de Rocía Valdés.

¿Pero cómo hace estas acuarelas? “Las que yo hago a mano están compuestas sólo por pigmento y aglutinante, como lo hacían los artistas tradicionalmente pre Revolución Industrial. El proceso comienza con una exhaustiva selección de pigmentos (vegetal, mineral, orgánico y químico). Estos se amasan junto al aglutinante en un ritmo concéntrico y constante hasta lograr una mezcla uniforme”, explicó.

El proceso continúa con el colado en capaz en pequeñas caracoles que sirven de contenedores, para consolidar la presentación estética. Álvarez detalló que logra, a mano, colores como el oro, el cobre, plata y tornasolados que no se encuentran con facilidad en las acuarelas tradicionales.

Es a través de su perfil en Instagram y en diversas ferias artesanales que pueden conseguirse sus acuarelas. Florencia Álvarez también enseña, área sobre la que explicó: “Ejerzo la docencia hace ya catorce años, poseo Taller Álvarez Brunel en Palermo Hollywood y además doy Workshops de acuarela en donde mi alumnos pueden utilizar las acuarelas Brunel”.

Junto a su faceta como emprendedora y docente, también está su desarrollo artístico. En la actualidad, trabaja en una serie de dibujos a carboncillo. Sobre su relación con el otro, detalló: “Trato de tomarme el tiempo y hablar a mis espectadores en un susurro, con la menor información posible. Espero que las personas puedan percibir algo de esa información como si fuera la búsqueda de un tesoro”.

<a href="https://elintransigente.com/glam/2019/06/08/acuarelas-brunel-el-encanto-del-color-hecho-a-mano/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-08T15:54:24-03:00">junio 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-08T17:23:25-03:00">junio 8, 2019</time></a>