Este es el país que más basura espacial genera

Basura espacial Foto Blogthinkbig.com

La basura espacial también es un problema y hay un responsable principal.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/07/este-es-el-pais-que-mas-basura-espacial-genera/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-07T11:03:53-03:00">mayo 7, 2019</time></a>

No sólo la contaminación en la Tierra es un tema preocupante. Obligados a pensar en el más allá, la NASA, la agencia espacial de Estados Unidos, reconoció que su país es quien produce la mayor cantidad de basura espacial en todo el mundo. Según un informe de la Agencia, Estados Unidos mantiene más de 6.500 objetos en el espacio.

Los 6592 objetos comprende 1.750 satélites activos o inactivos, 4.792 cohetes espaciales antiguos y otros objetos, fragmentos o desechos. Detrás se ubican los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), entre ellos Rusia, con 6.487 objetos, y luego China con poco más de 4.000 residuos espaciales.

En total, el número de desechos espaciales asciende a 19.404 objetos. Al 1 de enero de 2019, la red de vigilancia espacial de Rusia registró en toda la órbita más de 16.100 objetos orbitando la Tierra, pero de ellos sólo el 13% constituyen satélites activos. El resto, basura espacial.

Arribo a la Estación Espacial

La cápsula enviada el sábado pasado por la compañía SpaceX desde la Florida arribó hoy a la Estación Espacial Internacional (EEI), informaron fuentes locales, confirmando el resultado positivo de la última misión de la firma de Elon Musk. Se trata de la cápsula The Dragon no tripulada que arribó hoy con 2.500 kilos de equipos y experimentos.

El astronauta canadiense David Saint-Jacques logró utilizar el gran brazo robótico de la Estación Espacial, también fabricado en Canadá, para capturar a The Dragon a aproximadamente 400 kilómetros sobre el Océano Atlántico Norte. Y así lo plasmó vía radio: «Bienvenido a bordo, Dragón», celebró Saint-Jacques.

Comunicándose tanto en inglés como en francés, felicitó a los equipos de tierra por su ayuda y dijo que se sentía orgulloso cada vez que el brazo canadiense de 18 metros de la estación se usaba en órbita. «Bien hecho, bien capturado. Una forma de hacerlo parecer fácil», le respondió el Control de la Misión.

Solar Orbiter, rumbo al sol

La Agencia Espacial Europea no se queda quieta, porque en colaboración con la NASA, tiene todo listo para lanzar Solar Orbiter, la misión que fotografiará el Sol desde más cerca, a 42 millones de kilómetros, con un nuevo escudo térmico a base de titanio, fibra de carbono, mantas térmicas y hasta un impactante recubrimiento de huesos animales para soportar temperaturas de hasta 500 grados.

Solar Orbiter será lanzada al espacio en febrero de 2020 desde Cabo Cañaveral, Estados Unidos, por lo que arribará al destino prefijado a 42 millones de kilómetros con la asistencia gravitatoria de Venus y la Tierra. Hoy, toda la misión es organizada y preparada en unas instalaciones en Alemania, en las afueras de Múnich, mediante ensayos de pruebas ambientales más otro sobre parámetros electromagnéticos.

Con al menos tres años de retratos por problemas técnicos en Solar Orbiter, hoy se encontraría formalmente lista para trabajar como lo asegura César García, jefe de Proyecto, quien dijo recientemente: “Está ahora más que lista para ser lanzada». Y debe ser ahora porque para los expertos el Sol presenta un ciclo de unos once años en el que su actividad magnética varía entre un mínimo y un máximo, y hoy la estrella se encuentra en un mínimo solar. Sin embargo, al máximo de su actividad magnética, expulsa grandes cantidades de material y manchas solares ideales para ser estudiadas.