La misa y la comunión masiva en manos del papa Francisco

Cerca de 700 fieles presenciaron ayer la misa celebrada por el papa Francisco en la iglesia del Sagrado Corazón de Rakovsky, en Bulgaria, incluidos 245 niños que tomaron su primera y muy especial comunión en grupo. Y otras 10.000 personas estaban en el exterior del templo y en las zonas cercanas, informó la Sala de Prensa Vaticana, en base a datos de las autoridades locales.

Así, el Pontífice suministró el sacramento de la comunión a los 245 niños presentes, ocasión que se traduce en la primera vez que Francisco lleva adelante una comunión tan masiva, en el marco de un viaje apostólico a Bulgaria.

Puertas abiertas

En tanto, como parte de su alocución, el Sumo Pontífice aseguró que “la Iglesia debe hacer suyos los problemas de sus fieles y debe aprender a ser una Iglesia-familia-comunidad que acoge, escucha y acompaña”. En el encuentro con la comunidad católica en Rakovsky, añadió que “la Iglesia es madre, vive y hace suyos los problemas de sus hijos, no ofreciendo respuestas en paquete, una madre no da respuestas en paquetes”.

Y continuó: “Esta Iglesia busca caminos de vida, de reconciliación. La institución debe ser una casa de puertas abiertas, siguiendo la senda de los santos Cirillo y Metodio”, apóstoles que fueron eslavos y a los que recordó en varias oportunidades desde su arribo a Bulgaria. Además, Bergoglio sostuvo que la Iglesia necesita “saber ser audaz y creativa para preguntarse cómo se puede traducir de manera concreta y comprensible a las jóvenes generaciones el amor que Dios tiene para nosotros”.

¿Cómo está la Iglesia?

Los tremendos escándalos de pedofilia en la Iglesiaalrededor del mundo fueron motivo suficiente para que ganara la preocupación entre las máximas autoridades eclesiásticas que ven perder fieles año a año en la mayoría de los países.

«Numerosas personas piensan que hoy es más difícil decirse cristianos y vivir la fe en Cristo», lamentó el papa Francisco, quizá a causa de los repetidos casos de abusos sexuales contra menos de edad que desataron la indignación en todo el mundo.

«Ustedes tienen seguro la experiencia de estas dificultades, que a veces se vuelven pruebas. El contexto actual no es fácil, también debido a la dolorosa y compleja cuestión de los abusos cometidos por miembros de la Iglesia», observó el papa. «Sin embargo -agregó- quisiera repetirles que hoy no es más difícil que en otras épocas de la Iglesia: solo es distinto, pero no es más difícil».


 

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/07/la-misa-y-la-comunion-masiva-en-manos-del-papa-francisco/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-07T06:26:13-03:00">mayo 7, 2019</time></a>