Colombia: investigan nuevos casos de pederastia en la iglesia católica

Recientemente se conocieron otros casos de abuso sexual en la iglesia en América Latina, en este caso se dio en Colombia. 57 sacerdotes fueron implicados por casos pederastia. Según le informó la Fiscalía de la Nación a Blu Radio, las denuncias son contra líderes de la iglesia de los departamentos de Antioquia, Santander, Boyacá y Cali.

Desde la fiscalía descartaron que se encuentren todos los acusados detenidos, porque la mayoría de los casos aún siguen en juicio esperando que se les de su respectiva condena. Hace poco, el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, tuvo que salir a pedir perdón a cuatro víctimas de abuso sexual por un sacerdote, a quien sentenciaron a 33 años de prisión.

Luego de conocerse el caso de pederastia por parte de este religioso, nuevas investigaciones enmarcan a la iglesia católica de Colombia en graves acusaciones. Los hechos habrían ocurrido entre el 2002 y 2018, de acuerdo a la información recibida por la radio local. Aunque la mayoría de los acusados no han sido sentenciados, las estadísticas muestran que los protegidos no son las víctimas.

Según lo consignó la emisora, Blu Radio, la mayoría de los casos se concentran en el departamento de Antioquia (26,3%). El resto está repartido en otras 18 regiones del país cafetero. Con respecto a las cifras de los casos que maneja la fiscalía de Colombia, el 71,1% se encuentra en proceso de indagatoria y el 13,3% son los casos que han sido guardados por no tener pruebas suficientes.

Los números demuestran que sólo el 4,4% de las acusaciones de abusos sexuales contra menores de edad terminaron sentenciados con medida absolutoria. Hasta el momento de los sacerdotes acusados, cuyos nombres no han sido revelados, solamente el 11,1% tuvo una sentencia condenatoria.

El sacerdote William Mazo, es hasta el momento el único que ha sido condenado (33 años) por hechos ocurridos en 2009, los cuales fueron denunciados por los allegados de los cuatro menores de edad. En un marco de varias polémicas por la postura que mantenía la iglesia frente a la denuncia, el Tribunal Superior terminó dictaminando la sentencia a favor de las víctimas.

El Monseñor Monsalve utilizó la iglesia, como medio para disculparse ante el público, a través de una misa en el «el templo parroquial de Nuestra Señora de La Candelaria, ubicada en el barrio Alfonso Bonilla Aragón». Era una «Eucaristía de Reparación y Petición de Perdón», de acuerdo a lo informado por el mismo religioso. El sacerdote Mazo recibió hasta la fecha la pena más alta que Colombia le ha impuesto a un miembro de la iglesia católica.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/14/colombia-investigan-nuevos-casos-de-pederastia-en-la-iglesia-catolica/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-14T20:03:07-03:00">mayo 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-14T20:05:56-03:00">mayo 14, 2019</time></a>