Polémica en Estados Unidos: Trump indultó a Conrad Black, exmagnate de los medios

Mandatory Credit: Photo by Alan Davidson/REX/Shutterstock (7552203bp) The Spectator Magazine Summer Party at Their Office in Old Queen Street Westminster London Conrad Black The Spectator Magazine Summer Party

El empresario cumplió más de tres años de cárcel por fraude.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/16/estados-unidos-trump-indulto-a-conrad-black-exmagnate-de-los-medios/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-16T07:45:08-03:00">mayo 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-16T07:45:39-03:00">mayo 16, 2019</time></a>

En medio del escándalo por el Rusiagate, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indultó en las últimas horas a Conrad Black, exmagnate de los medios de comunicación y quien cumplió más de tres años de prisión en el país norteamericano por un caso de fraude y obstrucción a la Justicia.

“En 2007, los fiscales declararon que Conrad Black había cometido varios actos de fraude y obstrucción. La Corte Suprema de Estados Unidos, sin embargo, estuvo en gran parte en desacuerdo y anuló casi todos los cargos en su caso”, reveló la Casa Blanca a través del comunicado oficial que anunció el indulto.

“Black es un empresario y académico que ha hecho enormes contribuciones a los negocios, así como al pensamiento político e histórico. Además, escribió un libro titulado ‘Donald J. Trump: A President Like No Other’ (‘Donald J. Trump: un presidente como ningún otro’)”, describió la misiva.

Las batallas legales de Black empezaron en 2004 cuando fue acusado de desviar decenas de millones de dólares de la venta de diarios que eran propiedad de su compañía Hollinger International. Se trata de un reconocido escritor e historiador, que defendió con firmeza su inocencia y hasta lanzó diversas demandas por difamación en Canadá.

Aquellos contraataques fueron para sus detractores, a los que él culpa de haber destruido su enorme imperio. Sin embargo, esos años de batallas legales, que incluso llegaron hasta el máximo tribunal estadounidense, no sirvieron para limpiar su nombre por completo, aunque durante su tiempo en la cárcel pudo eliminar muchos de los cargos que lo acorralaban.

Nacido en la ciudad de Montreal el 25 de agosto de 1944, el exmagnate renunció a su ciudadanía canadiense en el 2001 después de una extensa disputa con el entonces primer ministro Jean Chretien, quien protestó por su título de nacionalidad de manera tajante en la Cámara de los Comunes del Reino Unido.

En su mejor momento, el grupo de periódicos de Black fue uno de los imperios de medios más grandes del planeta, con ingresos de miles de millones de dólares y con una circulación diaria a nivel global muy requerida. Además de The Daily Telegraph en Londres, la empresa era dueña del Chicago Sun-Times, el National Post de Canadá y The Jerusalem Post.