Guardia Revolucionaria de Irán amenaza a barcos de EE.UU. con misiles

Aunque hacen amenazas, reconocen que Irán no es capaz de costear una guerra
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/17/guardia-revolucionaria-de-iran-amenaza-a-barcos-de-ee-uu-con-misiles/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T21:33:20-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-18T02:15:21-03:00">mayo 18, 2019</time></a>

La Guardia Revolucionaria de Irán comunicó que es capaz de lanzar misiles de corto alcance a los barcos estadounidenses en el golfo Pérsico. Además, los milicianos aconsejaron a Washington porque “no puede permitirse una nueva guerra”. Esta amenaza a la flota de U.S. Navy le agrega más leña al fuego a las relaciones entre estadounidenses e islámicos.

La agencia de noticias Fars comunicó este viernes la advertencia de la guardia iraní, considerada terrorista por EE.UU. “Nuestros misiles de corto alcance pueden alcanzar fácilmente a los barcos de guerra en el golfo Pérsico”, dijo el encargado de asuntos parlamentarios y número dos de esa milicia, Mohammad Saleh Jokar.

El vocero de la Guardia Revolucionaria afincó “no puede permitirse los costos de una nueva guerra porque (Irán) está en una mala situación por el déficit de mano de obra y condiciones sociales”. La República Islámica recibió sanciones del Gobierno de Donald Trump en noviembre de 2018. EE.UU. pretende llevar a cero las exportaciones de petróleo de la nación persa.

El golpe económico que empezó hace seis meses produjo la disminución de inversionistas en Irán por temor a ser sancionados. La moneda nacional, el rial, sufre una importante devaluación frente al dólar. A inicios de mayo pasó de 40.000 a 150.000 riales. La reducción de la capacidad de compra lleva a esa población a la pobreza.

La improvisación del Gobierno iraní ante esta crisis no ayuda. Se profundizan los efectos negativos de las sanciones. Analistas financieros indican que se hacen transacciones ilegales en las exportaciones de petróleo y sus derivados, por un precio muy inferior. La situación es más complicada para la clase media que debe cumplir con compromisos crediticios.

El presidente Hasan Rohaní dio un ultimátum a los firmantes del acuerdo nuclear -donde están China, Rusia y parte de la Unión Europea-, para que en dos meses se levante el veto que le impuso EE.UU., de otro modo romperán el tratado. Pero los europeos, que respaldan los esfuerzos de Irán en el acuerdo para controlar el desarrollo atómico, no logran la contundencia necesaria para que Trump retroceda.

El jefe supremo de Irán, Ayatola Ruhollah Khomeini, expresó hace unos días que una guerra con Estados Unidos sería devastadora. Aunque cree que no ocurrirá tal conflicto, dijo que habrá una confrontación de ideas. Dijo que una negociación es imposible porque Irán no renunciará al derecho a tener su propio armamento.