La súper barrera de acero negro que dividirá Estados Unidos de México

Finalmente, no será un muro. La barrera que el presidente estadounidense Donald Trump quiere levantar en la frontera con México será una especie de cerco con inmensas columnas de acero, pero no un muro de cemento como se había prometido inicialmente. Además, los postes deberán ser pintados de negro para absorber el calor en verano, recalentarlo y evitar que sean escalados por quienes quieran traspasarlos.

Así lo confirmó el presidente a consejeros de la Casa Blanca a un grupo de dirigentes de seguridad interior e ingenieros militares, según reportes del diario The Washington Post. Pero además, se conocieron más detalles acerca de cómo será la barrera, que tendrá puntas afiladas y no redondeadas a fin de dificultar su paso para los inmigrantes ilegales.

El Jefe de Estado y magnate advirtió además que el proyecto actual prevé “demasiados ingresos por lo tanto deben ser más pequeños”. Los ingresos a los que hace referencia son los intervalos a lo largo de la frontera para permitir el paso de autos y personas. “Estos deberán ser más reducidos”, aseguró.

Cifras récord

Las cifras de los inmigrantes detenidos durante el mes de abril en la frontera de Estados Unidos y México se han incrementado con respecto a meses anteriores. Unas 109.000 personas fueron detenidas de acuerdo al Departamento de Seguridad Nacional estadounidense. En marzo el registro fue de 103.000 personas, detalló recientemente El Intransigente.

La administración de Trump tiene como prioridad detener el paso de las “caravanas” desde países de Centroamérica. De los números obtenidos por el ente gubernamental, 58.000 personas cruzaron la frontera por tener vínculos familiares, mientras que unos 9.000 menores de edad pasaron sin el acompañamiento de un adulto. Es la estadística más alta registrada desde 2007.

El flujo migratorio no sólo deja estos datos, también los arrestos en la zona fronteriza develan la crisis que viven quienes huyen de estos países latinoamericanos debido a los altos niveles de violencia y pobreza. Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), 98.9777 personas fueron detenidas: la mayor cantidad en los últimos seis meses.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, enfatizó en un testimonio dado al comité del senado este miércoles, que es una “crisis humanitaria y de seguridad fronteriza sin precedentes”. Recientemente el Pentágono envió 320 soldados a la zona para colaborar con los efectivos. La administración de Trump ya ha sumado unos 5000 militares y si se incrementa la situación podrían ser más.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/17/la-super-barrera-de-acero-negro-que-dividira-estados-unidos-de-mexico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T10:11:49-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-17T10:11:50-03:00">mayo 17, 2019</time></a>