México solo gana tiempo en un acuerdo que no es definitivo

AMLO podría enfrentar una grave crisis económica si Trump insiste en los aranceles
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/10/48618/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-10T22:34:16-03:00">junio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-10T22:35:52-03:00">junio 10, 2019</time></a>

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador logró frenar el pago de aranceles de 5% este lunes, pero está lejos de un alivio. México solo gana tiempo ante la amenaza de un colapso económico. El paso de inmigrantes ilegales desde sus fronteras hacia Estados Unidos le dio argumentos al presidente Donald Trump para presionar.

El acuerdo sobre migración fue pactado el pasado viernes por representantes de López Obrador y Trump. Pero la Casa Blanca no desiste en sus amenazas. Y los compromisos adquiridos por México no dependen solo de ese país. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, explicó este lunes los detalles del documento suscrito.

Ebrard confirmó que se desplegarán 6.000 efectivos de la Guardia Nacional –el acuerdo no especifica la cifra–. Explicó que se agilizará el proceso de registro de migrantes en México. “No podemos tener en tránsito a 600.000 personas (migrantes centroamericanos) y no saber cómo se llaman. Vamos a pedirles que se registren. México no puede permitir en su territorio un flujo de personas sin saber sus identidades”, reconoció.

Si las medidas adoptadas no son efectivas, en 90 días volverán a sentarse. Ebrard explicó que dentro de 45 días evaluarán por primera vez el éxito o fracaso de las medidas. México conversará con los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras. También se reunirán con organizaciones de migrantes para que entre todos puedan frenar el flujo de migrantes.

Sin embargo, el Gobierno de AMLO insiste que salió triunfante. Ebrard admitió que la negociación de la semana pasada fue el momento más crítico en el medio año de mandato del líder socialista. “La negociación fue muy difícil, de muchas horas y muy tensa. La relación comercial se subordinó al tema migratorio, eso no había ocurrido”, dijo el diplomático.

Según los cálculos del Gobierno de México, el IVA se podría incrementar en un 10% y se perderían 1,2 millones de empleos y el Productor Interno Bruto (PIB) caería un punto. López Obrador reconoció que una crisis económica se hubiera instalado sobre México de no haber pactado con EE.UU.

Trump publicó en su cuenta Twitter que el acuerdo con México va más allá del despliegue militar en la frontera o la recepción de 8.000 solicitantes de asilo (ahora en EE.UU.), otro detalle que trascendió recién. “Hemos firmado y registrado otra parte muy importante del acuerdo de seguridad e inmigración (…) una que Estados Unidos pide durante muchos años”. El mandatario dijo que se hará público en un futuro cercano y requerirá el voto del poder legislativo mexicano. Si el Parlamento no lo bendice, “volverán los aranceles”. Quizás se refiera a la construcción del muro. La amenaza está latente.