Polémico: Bolsonaro no quiere que se penalice la homofobia en Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es conocido por sus constantes comentarios en contra de la comunidad LGTBIQ. En un nuevo episodio, este viernes criticó una decisión de la Corte Suprema de este país que pretende criminalizar la homofobia. Del mismo modo, el líder de ultraderecha volvió a mostrar su intención de nombrar a un juez evangélico en el Supremo Tribunal Federal (STF).

La justicia brasileña busca equiparar penalmente la homofobia con el racismo, a lo que Bolsonaro señaló que esto perjudicaría a los propios homosexuales. En un desayuno con periodistas en Brasilia consideró que el máximo tribunal no le compete este tipo de reglamentaciones. El presidente piensa que si un empleador tiene que contratar a una persona gay “se lo va a pensar dos veces” por temor de ser acusado de homofobia, según lo informado por la AFP.

Para el ex capitán militar, el STF cometió un “completo equívoco”, porque “entró en el ámbito del Legislativo”, afirmó el mandatario. Bolsonaro tiene el apoyo de sectores conservadores y de la iglesia católica y pentecostes. La decisión de la Corte Suprema fue de 8 votos a favor y 3 en contra. Por ello, ahora considera necesario la presencia de un juez evangélico en este ente de la justicia brasileña.

“Tiene que haber un equilibrio ahí (en el tribunal). Eso no es mezclar política con religión”, manifestó Bolsonaro, de acuerdo a lo citado por el portal G1. La idea de nombrar a un religioso en el STF fue mencionada a finales de mayo. Este organismo tiene dos cargos vacantes por jubilación, por lo que podría aprovechar este espacio para lograr su propósito antes de que se termine su mandato en 2022.

La decisión del STF de penalizar el odio hacia los homosexuales fue tomada este jueves. El máximo tribunal criticó que hasta ahora sea cuando se tome una decisión que permita castigar este tipo de discriminación. Brasil es considerado como uno de los países a nivel mundial donde abundan los crímenes homofóbicos. Según datos suministrados por la ONG Grupo Gay da Bahía, en 2017 hubo 387 asesinatos por esta causa. También reportaron que 58 suicidios ocurrieron por la homotransfobia.

La jueza Carmen Lúcia, quien voto a favor de la penalización, destacó que “todo prejuicio es violencia. Toda discriminación es causa de sufrimiento”. “Pero aprendí que algunos prejuicios causan más sufrimientos que otros, porque son heridas que castigan a la persona ya desde su hogar, aparta padres de hijos, hermanos, amigos, por la simple circunstancia de intentar vivir lo que se lleva como esencia y que no cumple con el disfraz socio-político determinante”, agregó, según lo consignado por la AFP.

Los datos que recolectó la ONG demuestran que cada 19 horas ocurre un asesinato o un suicido de una persona de la comunidad LGBTIQ. A finales de abril, el presidente Bolsonaro tomó una polémica decisión al prohibir una publicidad del Banco do Brasil que mostraba la diversidad racial y sexual. El video que mostraba a una persona transexual debió ser retirado del aire. Incluso, pidió la destitución del director de marketing de la entidad financiera.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/14/polemico-bolsonaro-no-quiere-que-se-penalice-la-homofobia-en-brasil/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-14T19:51:29-03:00">junio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-14T19:51:30-03:00">junio 14, 2019</time></a>