Merkel minimizó un nuevo episodio de temblores: “No hay que preocuparse”

Sufrió la tercera crisis de espasmos en menos de un mes.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/10/merkel-minimizo-un-nuevo-episodio-de-temblores-no-hay-que-preocuparse/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T20:33:42-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T20:47:49-03:00">julio 10, 2019</time></a>

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró este miércoles que se encuentra “muy bien”, a horas de sufrir una nueva crisis de temblores durante un acto oficial. En conferencia de prensa, minimizó el hecho y sostuvo que “no hay que preocuparse”. El episodio de esta jornada, es el tercero de su tipo que la dirigente política padeció, públicamente, en menos de un mes.

En esta última oportunidad, el tercer suceso tuvo lugar en horas de la mañana durante un acto oficial en la Cancillería, donde Merkel recibió al Primer Ministro finlandés, Antti Rinne y como en las dos veces anteriores, fue registrado por los medios presentes en el evento. Nuevamente, surgieron especulaciones alrededor del estado de salud de la funcionaria.

La canciller, se refirió al tema en la conferencia de prensa prevista luego del acto y precisó que “estoy muy bien, no hay que preocuparse”. En el mismo sentido, un portavoz del Gobierno alemán había desestimado las versiones, al explicar que “la canciller está bien y las discusiones con el primer ministro finlandés continuaron” según lo estimado en la agenda.

La actividad oficial, mostró vestida con una chaqueta azul a Angela Merkel quien permanecía de pie junto a su par finlandés mientras se cumplía el protocolo de rigor y sonaban los himnos oficiales de ambos países. Fue en ese momento, cuando comenzó a temblar de forma muy visible: sus brazos y sus piernas especialmente revelaron pequeñas sacudidas, que cesaron cuando la funcionaria volvió a caminar, continuando con el acto.

Los espasmos registrados durante esta jornada tuvieron menor intensidad que la primera vez. Fue el 18 de junio cuando tuvo lugar el primer episodio de temblores en presencia del residente ucraniano Volodimir Zelenski. En aquel momento, la explicación oficial se atribuyó a un cuadro de deshidratación relacionado con el intenso calor que se registraba en Berlín.

La canciller que cumplirá 65 años el mes que viene, sufrió posteriormente otra serie de espasmos, el pasado 27 de junio mientras se desarrollaba una ceremonia oficial por la toma de posesión de la nueva ministra de Justicia en Berlín. Igualmente, Merkel asistió a la Cumbre de Líderes del G20 en Osaka, Japón y cumplió, sin ningún tipo de modificaciones, con su agenda estipulada.

La noticia recorrió rápidamente todo el mundo, al tiempo que se tejen diversas versiones sobre la salud de Merkel. Por su parte, el Gobierno alemán ha evitado precisiones al respecto. Los principales interrogantes se abren respecto a la frecuencia de los temblores y a la posibilidad de alguna enfermedad de base. En el poder desde el año 2005, Merkel se retirará de la política al término de su mandato, en 2021.