Derrame petrolero pone en emergencia a zona amazónica peruana

Van más de 20 ataques a los oleoductos. Familias nativas son afectadas por la fuga de crudo
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/12/derrame-petrolero-pone-en-emergencia-a-zona-amazonica-peruana/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-12T01:08:50-03:00">julio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-12T01:08:51-03:00">julio 12, 2019</time></a>

Cinco comunidades indígenas viven en la zona de la Amazonia donde ocurrió un derrame petrolero. El Gobierno peruano debió declarar el estado de emergencia durante 60 días desde este jueves. En Manseriche, en la región selvática de Loreto, ocurrió la rotura “intencional” de un oleoducto que afectó las quebradas que desembocan en el río Marañón, según el decreto publicado en la gaceta oficial.

El “sabotaje” del oleoducto Norperuano, operado por la empresa estatal Petroperú que transporta crudo desde la Amazonía al Pacífico, causó un grave daño ambiental el 18 de junio pasado. La Defensa Civil reportó que 1.230 familias nativas son afectadas por la fuga de crudo. Cientos de indígenas, armados con lanzas, ocuparon el sábado pasado una estación de petrolera en Loreto, y eso provocó la paralización de las operaciones.

Las pérdidas alcanzan los dos millones de dólares diarios, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Su director es Pablo de la Flor, quien manifestó: “Esta situación no hace más que agravar la crisis por la que atraviesa el sector hidrocarburífero peruano, golpeado por la caída de la producción, pérdida de reservas y contracción de la inversión”. Reportó la agencia AFP.

Desde 2014, el oleoducto Norperuano registra 29 actos de sabotaje. Las finanzas de Petroperú se ven golpeadas. Son más de 80 millones de dólares en reparaciones. Ese canal es una de las obras de mayor envergadura del país. Fue construido hace 40 años y transporta el crudo desde la región amazónica hasta la costa, extendiéndose por unos 800 kilómetros.

Más de 120 comunidades indígenas piden al Gobierno peruano, desde hace dos años, que les consulte antes de firmar contratos de explotación de hidrocarburos en la Amazonía para evitar más derrames de petróleo. A comienzos de 2019 la misma estación de Petroperú permaneció ocupada durante varias semanas por miembros de las comunidades. Este jueves, en la cuenta Twitter del Ministerio Público se supo de otros delitos ambientales.

La Fiscalía Penal de Condorcanqui y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Bagua, con apoyo Policía de Perú de Nieva, realizaron la constatación del daño ocasionado en el kilómetro 371 del oleoducto Norperuano, a fin de verificar las causas del corte en el ducto. Las autoridades verificaron que el corte del canal en Tayuntsa, Condorcanqui, fue provocado.

Al parecer, utilizaron un instrumento mecánico, reportó el Ministerio Público. También constataron daños en el suelo y la flora de la zona. La Fiscalía Provincial Penal de Condorcanqui abrirá una investigación y prometen dar con los responsables. Amenazan que la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Bagua hará las acusaciones conforme a las leyes en delitos ambientales.