En medio de la polémica por las redadas, Trump sale a su defensa

Fuente: NA

Muchos niños quedaron abandonados por la deportación de sus padres.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/09/en-medio-de-la-polemica-por-las-redadas-trump-sale-a-su-defensa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-09T18:49:31-03:00">agosto 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-09T18:51:33-03:00">agosto 9, 2019</time></a>

Luego de que este jueves se produjera un megaoperativo en el estado de Mississippi por parte de la policía migratoria, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió las acciones que llevaron a la detención de 680 personas sin documentos. Las redadas se realizaron en siete plantas de pollo. El mandatario republicano afirmó que estas medidas son para combatir la inmigración ilegal.

“Quiero que la gente sepa que, si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir”, dijo Trump a periodistas, según lo consignado por la agencia NA este viernes. “Y esto sirve como un buen disuasivo (…) Cuando la gente vea lo que vio (los operativos), sabrán que no se van a quedar aquí”, agregó en sus declaraciones desde la Casa Blanca. Las redadas masivas desataron una ola de críticas por el debate de que familias fueron separadas.

La prensa local divulgó imágenes de niños que quedaron solos al salir de la escuela, ya que sus padres habían sido detenidos, a pesar de que las autoridades habían informado que tomaron todas las precauciones para que ningún menor de edad quedara abandonado. El fiscal general de Mississippi, Mike Hurst, quien estuvo a cargo de la más importante redada de migrantes ocurrida en los últimos diez años, también defendió al operativo.

“No tenemos conocimiento de que ningún niño en este momento esté sin sus padres como resultado de la operación”, escribió Hurst el jueves por la noche en Twitter. Sin embargo, muchos medios han difundido videos de niños llorando porque fueron separados de sus padres. La megaredada en Mississippi fue histórica, debido a que consiguieron la mayor cantidad de detenidos en tan solo un estado.

Las empresas agroalimentaria también fueron golpeadas por las 680 detenciones. Su personal se vio drásticamente reducido. Koch Foods, una de las afectadas, informó en su cuenta de Facebook que el próximo miércoles realizará una feria de trabajo para reclutar nuevos empleados en Forest, al este de la capital, Jackson. “Los solicitantes tienen que proveer dos formas de identificación válida al aplicar”, señala el texto.

Según datos de la fiscalía de Mississippi, 300 de los detenidos fueron liberados, pero quedaron con tobilleras electrónicas y citados a un tribunal de migración, para que un juez decida si son deportados. Igualmente informaron que sólo 30 quedaron libres por una decisión humanitaria para evitar que sus hijos se queden solos. Muchos de los menores que quedaron sin sus padres en la ciudad de Foster, de acuerdo a informes de la prensa local, fueron ayudados por vecinos quienes también ofrecieron brindarles un hogar temporal.

“Gobierno, por favor, muestra que tienes corazón”, dijo al canal local WJTV Magdalena Gómez, de 11 años. “Necesito a mi papá y mi mami, mi papá no hizo nada, no es un criminal”, contó la pequeña. Las críticas por las redadas que desembocaron en esta situación llegaron desde las voces de los demócratas. “¿Qué estamos haciendo?”, se preguntó Joe Biden durante un encuentro con latinos y asiáticos en Iowa. “Hay niños estadounidenses preguntándose si verán a sus padres otra vez”, agregó.

Parte de la controversia impulsada por el presidente republicano, también se genera debido a que la comunidad hispana todavía vive el duelo del tiroteo que dejó 22 muertos, ocho de nacionalidad mexicana, en El Paso, Texas. Trump ha enfocado su política migratoria en demostrar que hará todo lo necesario para deportar a quienes se encuentran sin documentos en Estados Unidos.