Misiles no identificados fueron lanzados por Norcorea al mar de Japón

Kim Jong-un está iracundo por las prácticas militares entre Corea del Sur y EE.UU.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/09/misiles-no-identificados-fueron-lanzados-por-norcorea-al-mar-de-japon/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-09T22:42:39-03:00">agosto 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-09T22:42:40-03:00">agosto 9, 2019</time></a>

Corea del Norte disparó dos “proyectiles no identificados” hacia el mar de Japón, este viernes, anunció la agencia surcoreana Yonhap, después de que el pasado lunes iniciaran los ejercicios militares anuales entre Estados Unidos y Corea del Sur, denunciados por el régimen norcoreano en Pyongyang. Estos nuevos “proyectiles” fueron lanzados desde los alrededores de la ciudad de Hamhung (noreste) hacia el mar de Japón, indicó Yonhap.

“El ejército está supervisando la situación en caso de disparos adicionales”, dijo el Estado Mayor surcoreano citado por la agencia, reportó la AFP. El martes pasado, el líder norcoreano Kim Jong-un dijo que los ensayos misilísticos realizados el martes son una “advertencia” a Estados Unidos y Corea del Sur. Se suman las tensiones en la península coreana.

Esa vez fueron dos proyectiles de medio alcance en rechazo a los ejercicios militares en territorio surcoreano con participación estadounidense. Según la agencia de noticias estatal KCNA, Kim acompañó personalmente los lanzamientos que verificaron la “capacidad bélica de los misiles tácticos guiados de nuevo tipo”. El norcoreano señaló que esta acción militar servía para enviar una advertencia apropiada.

Es la primera vez que Norcorea realiza ensayos misilísticos durante los ejercicios. El Gobierno de Kim amenazó en varias ocasiones los ejercicios militares conjuntos dañarán los esfuerzos realizados por Washington Pyongyang para lograr algún tipo de acuerdo sobre la desnuclearización de la península coreana. Las actuales maniobras militares conjuntas fueron modificadas y reducidas, a propósito de la reacción norcoreana.

Sin embargo, Corea del Norte considera que los ejercicios son una provocación, por eso completó cuatro pruebas el pasado martes, de dos misiles cada una, en apenas los últimos 12 días, y el Gobierno en Pyongyang había adelantado que habría más. El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo en días recientes que el diálogo con Kim se reanudaría en agosto.

El presidente estadounidense, Donald Trump, sostuvo un diálogo en 2018 con Kim, considerado histórico. En Singapur firmaron un vago documento sobre la “desnuclearización” de la península. En 2017, ambos protagonizaron discursos altisonantes y se preveía lo peor. Volvieron a encontrarse en Vietnam, en una reunión que terminó sin acuerdos, y luego, a inicios de julio pasado, se vieron otra vez las caras en la frontera que divide la península coreana.

En esa última reunión, Trump y Kim acordaron mantener canales de conversación a nivel técnico, aunque esos contactos aún no han sido retomados. Los ensayos misilísticos y el discurso del norcoreano predicen que esos contactos de diálogo con Estados Unidos no serán retomados en el corto plazo. El dictador exige que sean levantadas las sanciones comerciales en su contra.