Culmina sin acuerdo la octava ronda de negociaciones entre Estados Unidos y los talibanes

Ahora deberán discutir cuáles serán los próximos pasos.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/12/culmina-sin-acuerdo-la-octava-ronda-de-negociaciones-entre-estados-unidos-y-los-talibanes/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T11:09:48-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T11:24:07-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

La octava ronda de negociaciones entre los representantes de los Estados Unidos y los talibanes concluyó la madrugada de este lunes sin ningún convenio, luego de diez días de continuas negociaciones en la ciudad de Doha, capital de Catar, las cuales buscan una posible salida a las casi dos décadas de conflicto armado en Afganistán.

La información fue publicada por el talibán Zabihullah Mujahid, en su cuenta oficial de Twitter, donde también calificó la labor de los últimos días como “tediosa y efectiva”. Además, el portavoz de los insurgentes explicó que ambas partes acordaron consultar con sus respectivo líderes acerca de los próximos pasos a seguir.

El representante especial estadounidense para los esfuerzos de Paz, Zalmay Khalilzad, había declarado ayer, con motivo de la festividad musulmana del Eid o también llamada Fiesta del sacrificio, que las negociaciones continuaban. “Estamos trabajando duro para un acuerdo de paz duradero y honorable, y un Afganistán soberano que no suponga ninguna amenaza a otro país”, expresó.

La principal reivindicación de los talibanes durante estas negociaciones es lograr alcanzar un acuerdo para la retirada de las tropas extranjeras de Afganistán, mientras que Estados Unidos busca establecer garantías para que el país no vuelva a convertirse en un santuario para terroristas. Sin embargo, todavía las circunstancias no se han dado.

Se espera que un acuerdo con Washington allane el camino para las conversaciones directas entre los talibanes, el Gobierno y los líderes afganos. El proceso de las negociaciones se ha extendido puesto que si bien el acuerdo podría traer una mayor estabilidad al país también, por el contrario, reactivar la guerra civil afgana.

Según los expertos la clave es un verdadero acuerdo político entre los talibanes y el gobierno afgano, más no la retirada de las tropas estadounidenses. El gobierno de Washington ha de garantizar que no se hagan concesiones difíciles de revertir, ya que los talibanes podrían llegar a hacer promesas que saben que van a violar.

Durante el mes pasado, durante la séptima ronda de negociaciones, unos 60 afganos se reunieron en Catar con 17 talibanes. El Gobierno afgano anunció después la formación de un equipo de 15 miembros que negociará directamente un eventual acuerdo de paz, un proceso que según los insurgentes no empezará hasta que no pacten primero con Estados Unidos la retirada de sus tropas.