El conservador Alejandro Giammattei ganó la presidencia de Guatemala

Había perdido en la primera vuelta frente a la socialdemócrata Sandra Torres.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/12/el-conservador-alejandro-giammattei-gano-la-presidencia-de-guatemala/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T00:00:48-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T00:00:49-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

El conservador Alejandro Giammattei ganó este domingo la presidencia de Guatemala con 88,85% de las mesas escrutadas, Giammattei, de 63 años, tenía 59,36% de los votos frente a 40,64% de la ex primera dama socialdemócrata Sandra Torres, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE). “El objetivo se cumplió”, expresó el vencedor.

“Con un nudo en la garganta, 12 años después, vengo a decirles: este humilde servidor, este humilde ciudadano de Guatemala, va ser un inmenso honor ser el presidente del país”, afirmó el político en un mensaje a periodistas. “Van a encontrar a un hombre que está al servicio de ustedes. No van a encontrar a un presidente alejado de la gente”, agregó el médico derechista de 63 años, reportó la AFP.

Giammattei relevará en enero por un lapso de cuatro años al presidente saliente Jimmy Morales. Los centros de votación mostraron una escasa asistencia en la jornada calificada como “normal”, según el expresidente costarricense, Luis Guillermo Solís, jefe de la misión de observación de la Organización de Estados Americanos. En total fueron convocados más de 8,1 millones de guatemaltecos a emitir su voto.

Giammattei y Torres disputaron la segunda vuelta luego de que en los comicios de junio ninguno alcanzara el 50% más uno de los votos, informó la AFP. En la primera vuelta, la candidata de Unidad Nacional de la Esperanza ganó la primera vuelta luego de obtener 1.112.939 votos sobre el aspirante de Vamos, quien logró 608.083 sufragios. La segunda vuelta se realizó porque ningún candidato logró más del 50% de los votos validos en los comicios del pasado 16 de junio.

El anuncio oficial de esos escrutinios tardó dos semanas porque hubo incongruencias e irregularidades en actas electorales. El tribunal electoral debió verificar las actas por acusaciones de fraude. Tras los comicios, partidos políticos protestaron a través de las redes sociales, denunciaron inconsistencias en el conteo de votos. Quien resulte electo, relevará en enero al actual mandatario, Jimmy Morales.

La violencia, la corrupción y la pobreza fue el eje de los mensajes de los dos aspirantes a la silla presidencia. La pobreza afecta al 59% de los 17,7 millones de guatemaltecos y la violencia deja unos 4.500 muertos anualmente, siendo los principales factores que motivan la migración. “Juntos podemos lograr una Guatelama donde podamos vivir en paz, en progreso, con desarrollo y con justicia. “, dijo en su discurso el nuevo presidente.

Se intenta frenar el éxodo a Estados Unidos, aunque es fundamental en la economía guatemalteca son las remesas de sus migrantes, que el año pasado alcanzaron 9.300 millones de dólares, cifra cercana al total de las exportaciones. Cerca de 1,5 millones de guatemaltecos viven en EE.UU., de los cuales solo entre 300.000 y 400.000 tienen residencia legal, según datos oficiales. Miles se aventuran a cruzar México hacia territorio estadounidense alegando huir de la pobreza y la violencia.