Irán espera que Reino Unido libere pronto al petrolero “Grace 1”

El barco fue detenido por supuestamente transportar crudo a Siria.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/13/iran-espera-que-reino-unido-libere-pronto-al-petrolero-grace-1/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T13:20:12-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T13:20:13-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

La Organización de Puertos y Navegación de Irán anunció que el Reino Unido liberará “pronto” el superpetrolero iraní “Grace 1”. La retención de esta embarcación, que fue detenida en Gibraltar en el mes de julio, provocó una importante crisis entre ambos países. Sin embargo, la disputa sobre la captura de petroleros en el estrecho de Ormuz es solo una parte de un extenso conflicto que ha estado ocurriendo por semanas.

Todo comenzó en mayo, cuando Washington anunció el despliegue del portaviones USS Abraham Lincoln, el USS Arlington, un escuadrón de bombarderos y un sistema de defensa aérea en el Medio Oriente. Luego dos petroleros sauditas fueron dañados en actos de sabotaje. Cuatro semanas después otros dos buques el Front Altair, de Noruega, y el Kokuka Courageous, de Japón, se incendiaron en el golfo de Omán y Estados Unidos inculpó a Irán.

En junio la Guardia Revolucionaria de Irán reportó que un dron espía estadounidense fue derribado en la provincia de Hormuzgan y luego Trump anunció que el barco de la Armada de los Estados Unidos USS Boxer había derribado un dron iraní en el estrecho de Ormuz. Fue entonces cuando el petrolero Grace 1 fue detenido en las costas de Gibraltar por las autoridades del territorio británico con el apoyo de la Armada.

Ahora el subdirector de la organización de la Organización de Puertos y Navegación de Irán, Jalil Eslamí, explicó en rueda de prensa que ambas partes “han intercambiado ciertos documentos” para allanar el camino para la liberación del buque que posee una carga de 2,1 millones de barriles de petróleo. “Esperamos que el problema se resuelva pronto y que el barco pueda continuar navegando con la bandera de la República Islámica de Irán”, agregó.

Según el responsable iraní, los funcionarios británicos “han expresado su disposición a la resolución del problema” de la detención del superpetrolero, llevada a cabo con base en “razones poco realistas”. En ese momento, el Reino Unido había justificado la captura del “Grace 1” en las sospechas de que transportaba crudo a Siria, país sujeto a sanciones de la Unión Europea. Las autoridades iraníes, por su parte, calificaron la detención de “piratería” y aseguraron que el destino del petróleo no era el país árabe.

En respuesta, la Guardia Revolucionaria iraní capturó el pasado 19 de junio en el estrecho de Ormuz el petrolero de bandera británica “Stena Impero” y lo acusó de violar las normas de navegación, lo que Londres y la naviera negaron. Estos incidentes incrementaron aún más la tensión en el golfo Pérsico. Debido a todo esto, Estados Unidos propuso la formación de una coalición naval para escoltar a los barcos en la zona. Irán enseguida advirtió de que esta medida incrementaría las posibilidades de conflicto y ningún otro país secundó la idea.

En cuanto a esto, Eslamí subrayó que Irán estaba encargado de garantizar la seguridad en la región y que ningún país debe temer por sus barcos.El golfo Pérsico y en concreto el estrecho de Ormuz, entre Irán y Omán, es una zona económica estratégica pues por ella cruza cerca de una quinta parte del petróleo mundial, por ello las autoridades iraníes amenazan con bloquear Ormuz si las sanciones impuestas por Estados Unidos le impiden exportar su petróleo.