Michelle Bachelet pidió investigar represión a manifestantes en Hong Kong

Denunció el uso de armas de manera prohibida según las normas internacionales.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/13/michelle-bachelet-pidio-investigar-represion-a-manifestantes-en-hong-kong/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T10:42:12-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T10:42:13-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó este martes su preocupación por la represión de las manifestaciones pro-democracia que se han llevado a cabo en Hong Kong durante las últimas semanas y exigió una “investigación imparcial”. Mientras, la tensión crece pues el Ejército chino envió recientemente cerca de dos docenas de vehículos de guerra blindados a ciudad de Shenzhen.

Bachelet “condena cualquier forma de violencia y exige a las autoridades hongkonesas abrir una investigación rápida, independiente e imparcial” sobre el comportamiento de las fuerzas de seguridad, indicó su portavoz Rupert Colville durante una rueda de prensa que se llevó a cabo en Ginebra. La expresidenta de Chile mencionó que tanto el derecho a la libertad de expresión y a la concentración pacífica, como el derecho a participar en los asuntos públicos, están reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Ley Fundamental que rige Hong Kong.

A su vez señaló que su oficina cuenta con “pruebas creíbles que muestran que agentes de las fuerzas del orden hicieron uso de sus armas de una manera prohibida por las normas internacionales” e hizo referencia a los disparos de granadas lacrimógenas “en zonas pobladas y limitadas, directamente contra manifestantes con el riesgo considerable de matar o de herir gravemente”.

El portavoz indicó que la Oficina solicita expresamente a las autoridades de Hong Kong investigar inmediatamente estos incidentes y “actuar con moderación para que los derechos de los que expresan sus opiniones pacíficamente sean respetados y protegidos”. La excolonia británica atraviesa actualmente su mayor crisis política desde su retrocesión a China en el año 1997 debido a las protestas que iniciaron en junio contra el proyecto de ley de extradición.

Por su parte, China también realiza acciones. Este lunes los medios estatales del país asiático publicaron videos que mostraban una serie de aproximadamente dos docenas de vehículos de blindados mientras ingresaban a un “área de servicio” cercana a la ciudad de Shenzhen, a menos de 30 kilómetros de Hong Kong. Hasta el momento se desconoce el propósito del envío de los vehículos, pero la Policía Armada del Ejército Popular chino está a cargo de “manejar los disturbios, actividades violentas y criminales, ataques terroristas y otros incidentes de seguridad social”.

La publicación de los videos coincidió con la declaración de las autoridades chinas en las que prometían tomar medidas contra los manifestantes hongkoneses, pues veían “signos de terrorismo” en el movimiento de protesta en esta región semi-autónoma. “Los manifestantes radicales de Hong Kong han usado repetidamente herramientas extremadamente peligrosas para atacar a los agentes de Policía”, expresó Yang Guang,  portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao.

Los movimientos de los vehículos militares no se tratan de un incidente aislado. La semana pasada, puesto que la Policía china recientemente llevó a cabo un simulacro antidisturbios a gran escala. El Ministerio de Defensa de China había explicado a fines de junio que el Ejército podría desplegarse en Hong Kong si el Gobierno local lo solicitaba con el fin de mantener el orden público en la región.