Pese a la polémica, Evo Morales es el favorito a un cuarto gobierno

Se encuentra en el poder desde 2006.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/13/pese-a-la-polemica-evo-morales-es-el-favorito-a-un-cuarto-gobierno/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T16:51:04-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T16:54:37-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

Las elecciones generales se realizarán el próximo mes de octubre. Los sondeos ya señalan al actual presidente en camino hacia un nuevo mandato, aunque la oposición ha calificado como inconstitucional su reelección. En una conferencia de prensa de este martes, Morales se comprometió a “respetar los resultados”, sea cual sea la decisión del pueblo boliviano.

Según lo consignado por la agencia NA, sectores políticos opositores a Evo Morales acusan al mandatario de querer mantenerse en el poder “para siempre”. Por esto, existe el temor de que si el resultado no le favorece al presidente pueda desconocerlo. El jefe de Estado de Bolivia se prepara para un nuevo periodo de cinco años (2020-2025).

“Por supuesto, vamos a respetar los resultados de los comicios”, dijo Morales en conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, citado por NA. A pesar de ser el favorito, los ciudadanos no están conformes con su postulación. En un referéndum en 2016, los bolivianos rechazaron la reelección del presidente, sin embargo, una decisión del Tribunal Constitucional en 2017 le permitió la habilitación para buscar el poder por cuarta ocasión consecutiva.

La moción de dicho organismo, no solo le permitirá postularse de nuevo, sino que podrá buscar la reelección de manera indefinida. El argumento del Tribunal fue que de esta manera sus derechos humanos iban a estar amparados. Sobre esta polémica, Morales indicó este martes que “primero se respeta la Constitución y segundo también se respeta la sentencia constitucional”.

Para lograr que su postulación sea aprobada, Morales tomó como referencia situaciones similares en Costa Rica y Nicaragua, donde el respeto a los derechos humanos de un presidente permitieron una repetida participación en las elecciones. De esta manera, consideró que su candidatura se encuentra dentro de los cánones de una “jurisprudencia internacional”.

Los datos de tres sondeos lo ubican primero y encaminado a un nuevo mandato. Según la AFP, el último realizado por una cadena de 5 canales de televisión y elaborado por la encuestadora colombiana Víaciencia, este ubica a Morales con un 39,1%, seguido del expresidente Carlos Mesa con 22% y el empresario Óscar Ortiz 9,5%. Una de las ventajas para el mandatario, es que la oposición llega dividida a octubre con ocho candidatos.

“Respetamos las encuestas pero nosotros seguiremos socializando nuestro programa, escuchando y debatiendo con el pueblo, estamos mejor económicamente eso es valorado. Nunca pedimos favores a ningún tribunal electoral, antes por instrucciones de Estados Unidos, incluso no nos daban legalidad”, dijo en un tuit Morales, que gobierna desde 2006. Para ser vencedor deberá alcanzar el 50% más uno de los votos válidos. También lo lograría si obtiene más del 40% de los sufragios y consigue una ventaja de al menos 10% por encima del resto. Si ninguna de estas opciones ocurre tendrán que ir a una segunda vuelta el 15 de diciembre.