Cuatro personas muertas en colapso de un cerro en el chileno Valparaiso

Una casa de dos pisos se derrumbó.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/14/cuatro-personas-muertas-en-colapso-de-un-cerro-en-el-chileno-valparaiso/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T01:06:44-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T01:13:30-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

El derrumbe de un cerro que arrastró una vivienda la noche de este martes en el puerto chileno de Valparaíso dejó al menos cuatro personas muertas y dos niños heridos, informó Jorge Martínez, intendente de la región. El incidente ocurrió en pleno centro de la ciudad. Un estruendo precedió al colapso que arrastró todo a su paso, que incluyó una casa.

Imágenes que circularon inmediatamente en las redes sociales mostraron una enorme polvareda que causó terror entre los vecinos, quienes pensaron que se trataba de un terremoto. Según Martínez, en declaraciones al canal 13, luego del derrumbe “han sido rescatados dos niños, un varón y una niña” y serían “al parecer más de cuatro personas fallecidas”.

La emergencia movió rápidamente a la policía, bomberos y equipos de rescate. Treparon entre lo escombros en busca de heridos y eventuales sobrevivientes mientras la noche caía sobre este puerto de 295.000 habitantes. Las autoridades no descartan que el número de fallecidos pueda aumentar. El derrumbe ocurrió en una concurrida zona de este puerto, informó la AFP

Valparaiso es uno de los lugares turísticos más visitados de Chile, rodeados de unos 40 cerros desde los que cuelgan pintorescas casas de colores. Perros especiales buscaban sobrevivientes. Tras ser rescatados, los dos menores fueron trasladados hasta un hospital, donde se encontraban “bajo observación médica sin riesgo vital”, según afirmó Jorge Scharp, alcalde de Valparaíso.

La casa que se derrumbó se encontraba enclavada en el cerro Bellavista. Los escombros cayeron sobre un estacionamiento y una concurrida escalinata. El diario SoyChile reportó que cerca de diez personas fueron afectadas por el accidente serían arrendatarios de la casa. La vivienda estaba presentando problemas estructurales desde el año pasado, denunciaron.

Fernanda Aros, familiar de los ocupantes, indicó que están consternados por el accidente. Pero que tenían conciencia del mal estado de la casa: “No nos esperábamos algo así en estos momentos, sabíamos que iba a ocurrir, pero no ahora”. Ariel Rodríguez, quien tendría a su padre atrapado en los escombros, comentó que los dueños nunca quisieron arreglar la vivienda.

Ambos se habrían podido contactar con sus familiares, que les indicaron que estaban bien, sin embargo, no han tenido acceso a las cercanías del inmueble. La zona tiene acceso restringido ante el riesgo de otros derrumbes. Las autoridades anunciaron que trabajarán durante la madrugada del miércoles para descartar que haya más gente atrapada entre las edificaciones destruidas.