Embarcación del “Open Arms” fue autorizada a ingresar en aguas italianas

Fuente: NA

Los rescatados llevan 13 días en mar abierto.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/14/embarcacion-del-open-arms-fue-autorizada-a-ingresar-en-aguas-italianas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T15:20:20-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T15:21:59-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

El pedido de prohibición firmado por el ministro del Interior, Matteo Salvini, fue denegado por un tribunal administrativo italiano este miércoles. El político de ultraderecha había amenazado con la retención del barco y con multas millonarias a la organización humanitaria “Open Arms” si ingresaba a territorio italiano. La razón para fallar en contra del pedido de Salvini se debe al peligro que corren las 147 personas que se encuentran a bordo de la embarcación.

Según lo informó la agencia Efe, el Tribunal Administrativo Regional (TAR) del Lacio explica en su fallo que “la situación de gravedad y urgencia excepcionales” es motivo suficiente para permitir la entrada del barco de bandera española “Open Arms” en aguas territoriales italianas “para que las personas rescatadas que lo necesiten reciban asistencia médica”.

La embarcación lleva 13 días esperando la aprobación para desembarcar. El comunicado del TAR demanda la urgencia de “proporcionar asistencia inmediata” a los migrantes rescatados en las costas libias. Sin embargo, la moción no supone un aval para el ingreso a un puerto italiano. No obstante, la ONG indicó que tras la medida de la justicia ya se encuentra en dirección hacia la isla de Lampedusa (Italia).

El ingreso a aguas italianas ya es un alivio para la embarcación, que en mar abierto ha enfrentado olas de más de dos metros por un temporal en el mar Mediterráneo. Salvini, que está en campaña para ser el nuevo primer ministro en unas elecciones anticipadas, ya ha dicho que firmará otra prohibición contra el Open Arms, “porque no seré nunca cómplice de traficantes de personas”, según señaló el diario La Reppublica.

“Vivimos en un país en el que un abogado del Tribunal Administrativo (de la Región) del Lacio quiere dar permiso para desembarcar en Italia a un barco extranjero lleno de migrantes. Yo volveré a firmar en las próximas horas mi ‘no'”, dijo Salvini. El primer ministro del Interior ingresará una nueva solicitud al Consejo del Estado para prohibir el desembarco del barco de bandera española del fundador y director de la ONG Productiva Open Arms, Òscar Camp.

La moción del político de ultraderecha fue firmada también por el Ministerio de Defensa y de Transportes. Desde el pasado 5 de agosto, una ley le otorgó a Salvini plenos poderes para vetar el ingreso de barcos humanitarios a aguas italianas. La medida también impone multas de hasta un millón de euros a aquellos capitanes de estas embarcaciones que desobedezcan sus órdenes.

No es la primera vez que el primer ministro del Interior muestra su mano dura contra el ingreso de los migrantes a su país. Otras embarcaciones también lo han sufrido, como el barco italiano “El Gregoretti“, que pudo desembarcar gracias a un acuerdo liderado por el presidente de francés Emmanuel Macron, quien impulsó el “mecanismo de solidaridad. Esta herramienta permite el reparto de las solicitudes de asilo de los rescatados entre países europeos.