¿Hay paramilitares chinos infiltrados en las protestas en Hong Kong?

Fuente: NA

Una nueva interrogante se genera ante la necesidad de China de intervenir en las manifestaciones.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/14/hay-paramilitares-chinos-infiltrados-en-las-protestas-en-hong-kong/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T16:11:00-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T16:12:09-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

Este martes medios chinos difundieron en las redes imágenes que muestran decenas de vehículos militares, entre ellos de transporte blindado, transitando en zonas de la ciudad china de Shenzhen, fronteriza con territorio hongkonés. Ante esto, el Gobierno de Estados Unidos expresó su preocupación por la supuesta presencia de “paramilitares chinos” en Hong Kong.

Primero fue el presidente estadounidense Donald Trump, que escribió en su cuenta de Twitter sobre la movilización de tropas hacia la frontera con Hong Kong. “¡Todos deben estar tranquilos y seguros!”, dijo el líder de la Casa Blanca. Asimismo, el portavoz del Departamento de Estado emitió un comunicado este miércoles sobre esta misma situación, pero haciendo hincapié en otra inquietud.

“Estados Unidos está profundamente preocupado por los informes sobre el movimiento de paramilitares chinos a lo largo de la frontera de Hong Kong“, afirmó un portavoz del Departamento de Estado en un comunicado al que tuvo acceso la agencia Efe. En los últimos días las protestas se han recrudecido con el accionar de las fuerzas de seguridad hongkonesas.

Además, el Gobierno chino ya ha lanzado una advertencia a los manifestantes. “El que juega con fuego, se quema“, había dicho Yang Guang, portavoz del la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao. Ante la escalada de la violencia registrada en los últimos días por parte de la policía, la diplomacia estadounidense llamó “a todas las partes” a la moderación.

Del mismo modo, según Efe, un portavoz del Departamento de Estado norteamericano, que prefirió mantener el anonimato, instó a China “a buscar una solución que respete la libertad de los ciudadanos de Hong Kong y su alto grado de autonomía”. Estados Unidos apoya el cese de la aguda situación en el estado semiautónomo chino, pero de la mano de la libertad de expresión y de una salida pacífica.

El portavoz consideró que la serie de protestas “reflejan el sentimiento de los hongkoneses y sus preocupaciones amplias y legítimas sobre la erosión de su autonomía”. Las manifestaciones comenzaron el pasado 9 de junio, ante la negativa de que se apruebe la ley de extradiciones, que enviaría a los criminales a China. La preocupación que despierta el proyecto es por la creciente injerencia de Pekín los asuntos internos de Hong Kong.

Medios estadounidenses, como la cadena de televisión NBC, mostraron este miércoles imágenes capturadas por satélite que muestran alrededor de 500 vehículos militares dentro y en torno al estadio de fútbol Shenzhen Bay, zona fronteriza con Hong Kong. Este hecho ha sido señalado como una amenaza por parte de Pekín para ponerle fin a las manifestaciones.

El movimiento prodemocracia reclama la completa suspensión del proyecto de ley de extradiciones, la inmediata liberación de los presos y de los inculpados por los disturbios, el establecimiento de una comisión para investigar las acciones violentas de los policías, la renuncia de la jefa de Gobierno, Carrie Lam, y elecciones libres a través del voto universal.