En Brasil opinan que Bolsonaro comete un error al atacar a Alberto Fernández

Foto: NA.

En un artículo de O Globo consideran que el brasileño puede verse perjudicado con la derrota de Macri.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/15/118092/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T21:49:03-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-16T01:33:30-03:00">agosto 16, 2019</time></a>

En el diario brasileño O Globo se advierte con el título “Bolsonaro erra al atacar a Fernández” que necesitan urgente un canciller para evitar hacer declaraciones perjudiciales a Brasil. Un ministro de Asuntos Exteriores que le aconseje no arruinar la política exterior, haciéndola menos ideológica. “Hay una sucesión de objetivos contra su Gobierno que podrían haberse evitado si hubiera una figura calificada a cargo de Itamaraty”, advierte el analista Guga Chacra.

El presidente Jair Bolsonaro atacó el lunes al kirchnerismo, cuya fórmula componen Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, después de los resultados de las primarias argentinas. La victoria del Frente de Todos hizo que el mandatario de ultraderecha manifestara que no quería a argentinos en Brasil huyendo de un gobierno parecido al de Venezuela.

En el artículo de Chacra se destaca que “cualquier diplomático sabe que no se debe interferir en las elecciones extranjeras. Bolsonaro ya cometió este error en Israel cuando visitó el país en la víspera de la votación, sirviendo como el cabo electoral de Benjamin Netanyahu, acusado de corrupción. La oposición israelí dijo que se distanciaría de Brasil si llega al poder. Al final, nadie pudo formar un Gobierno y habrá nuevas elecciones. Si Bibi pierde es posible que sea arrestado, ¿cómo será su relación con Israel?”. Es una crítica al canciller brasileño, Ernesto Araújo.

En una política exterior correcta, según en la publicación de O Globo, el canciller debe hacer esas advertencias. “Lo mismo podría suceder el próximo año, cuando Donald Trump se postule para la reelección. ¿Qué pasa si se elige un demócrata? Su imagen ya está asociada con el actual presidente estadounidense. Su hijo, incluso si es embajador en Washington, se volverá completamente inútil en la capital estadounidense con su inexperiencia y dificultad con el idioma inglés, así como su extraña foto con el sombrero de Make America Great Again que usan los triunfadores”, se lee en el artículo.

Al regresar a la Argentina. Chacra subraya que se desconoce quién estará en Casa Rosada desde el 10 de diciembre. “Quizás Mauricio Macri sea reelegido. Sin embargo, existe una gran probabilidad de que Alberto Fernández, con su diputada Cristina Kirchner, sea el futuro presidente argentino. Según la consultora de riesgo político Eurasia, la probabilidad es del 90%”, resalta.

Por eso, Bolsonaro inevitablemente tendrá que trabajar con él, si es elegido, como miembro del Mercosur al momento de finalizar el acuerdo con la Unión Europea. “También es un socio geopolítico y comercial clave para los brasileños. Un canciller serio le explicaría al presidente que Fernández puede ser pragmático. No intentará rozar con Bolsonaro. Es plenamente consciente de la importancia brasileña. También es importante tener en cuenta que la imagen de Bolsonaro en Argentina es mala. Su apoyo a Macri podría perjudicar al presidente argentino, aunque marginalmente, como dijo la reportera de GLOBO Janaína Figueiredo, quien durante dos décadas fue corresponsal en Buenos Aires”, según Chacra.

Se insistió que un canciller serio “advertiría al presidente que no es bueno defender a los torturadores y los regímenes militares de los argentinos. En Argentina, la dictadura militar mató a entre 15.000 y 30.000 personas, secuestró a cientos de bebés, torturó a miles, libró una guerra contra los británicos por el control de las Islas Malvinas / Falklands y dejó una herencia de hiperinflación. Los comandantes militares fueron juzgados y arrestados por sus crímenes”. Chacra, que es especialista en política internacional, expresa que no es bueno asociarse con un grupo que corre el riesgo de perder. “Indirectamente, Bolsonaro también puede verse como derrotado si Macri pierde en octubre, como parece ser la tendencia, aunque todavía es reversible”, concluye.